El Blog

PONME EN FAVORITOS

Calendario

<<   Junio 2006  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Categorías

Sindicación

El Tiempo Madrid / Barajas
Alojado en
ZoomBlog

21 de Junio, 2006

El asesinato de Richard Nixon

Por Tankian - 21 de Junio, 2006, 0:22, Categoría: Cine

Ya tenemos al Travis Bickle del nuevo siglo, ahora se llama Sam Bicke, está basado en un hombre que exploté en los 70 y es nuestro Antihéroe porque su contexto histórico es también el actual. Nixon es Bush, Vietnam es Irak y los Cadillacs son los todoterrenos que ahora identifican a los ganadores.

La historia de Sam Bicke es la de Travis Bickle y la de tantos otros que explotan, cada vez más, y la de los que nos mantenemos en el filo de la navaja, entre la humillación y la locura. Su historia debería hacer pensar a los jefes y jefecillos que la vean, y sobre todo a la gran mayoría, los que estamos en la base de la pirámide.

La película cuenta como Sam es un comercial separado, padre de dos niñas y un chico, que quiere simplemente recuperar a su familia y poder vivir como los demás. No pide más, su sueño es tener a alguien en casa, poder acariciar a su perro y conducir un buen coche, nada más, como él dice “solamente pido un pedacito del sueño americano”. Persigue su sueño, un negocio propio,  y  cada vez se hunde más, todo le sale mal y siente muy duramente lo que el sueño americano le deja a los que fracasan.

Sam centra su ira contra Nixon, por entonces en la picota a raíz del Watergate, y decide secuestrar u avión para estrellarse contra la Casa Blanca, extirpar el problema desde la base.

Son 90 minutos, seguramente un director modernillo y comprometido nos habría hastiado con tres horas de imágenes fijas, pero  este director se ha rodeado de gente que sabe lo que se hace y el resultado es una historia interesantísima con una duración ajustada y un reparto sin fisuras que descansa en Sean Penn y su honesto y magistral trabajo.

Si no te gusta Sean Penn aquí te vas a hartar, pero si por el contrario piensas que es uno de los más grandes disfrutarás de su composición, un Sam Bicke que se va desquiciando poco a poco delante de nuestros ojos, presente prácticamente en cada fotograma de la película. Su amigo De Niro debe haber disfrutado de este trabajo que tanto le toca.

Don Cheadle y Naomi Watts cumplen su cometido sin estridencias, demuestran una vez más que son de lo mejorcito. Desde aquí pido más protagonistas para Cheadle, que en “Hotel Rwanda” dejó muy claro que es más que un gran actor de reparto.

No hace falta decir que es pecado ver esta película doblada, como lo es ver prácticamente cualquier película. Pero por si acaso lo recalco, ver a Penn desmoronarse sin escuchar la angustia de su voz es como ver a un señor agitando una batuta sin escuchar el Réquiem de Mozart.

Muy, muy recomendable película, y sobre todo necesaria.

Permalink :: 50 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Mi ¿último? sueño

Por Tankian - 21 de Junio, 2006, 0:21, Categoría: Paranoids

Aparezco aquí.

Aparezco y la gente ni se inmuta, todos olisquean el humo de los coches como cervatillos, todos con los ojos locos, tililantes, miran hacia ningún sitio y yo aparezco andando, arrastrando los zapatos, arrugo la cara para subirme las gafas y parezco imbécil. No hay aplausos, no hay miradas de reconocimiento ni palabras de admiración…nada, la más completa indiferencia acoge mi aparición y reflexiono mientras arqueo las piernas para airearme los huevos, reflexiono y dudo si realmente he aparecido en esta calle o realmente ya estaba en ella y no me había dado cuenta.

Alguien suelta una carcajada y hago Fiummm y me cruje el cuello, la carcajada se corta y su dueña me mira con las cejas levantadas, desafiante, y dudo si realmente ha reído o me lo he imaginado. Yo sí sonrío y la mujer se caga en mis muertos y echa a andar con la cabeza alta y la sangre descendiendo por sus muslos. Está podrida, seguramente se morirá en un par de horas y puede que le haya matado yo con mi sonrisa acusadora.

Me apoyo en una farola y enciendo un cigarro, lo miro directamente a la punta y es como una luciérnaga, la muevo en círculos y es como si volara, sigue describiendo figuras extrañas hasta que me que me quemo los dedos y lo dejo caer; alguien pasa escuchando música en un discman y pisa el cigarro, la luciérnaga o lo que realmente fuera, y la persona sigue andando, y es una chica joven y le sangra el ano, un círculo oscuro en los pantalones pirata horteras y blancos.

Arqueo la espalda y me estiro mirando al cielo, y es gris amarillento, me produce desasosiego y me tenso, un coche sube a la acera y me golpea, me lanza por los aires y abro los brazos y silbo, entro por una ventana y es de noche. Afuera discute una pareja árabe y una voz negra y vieja tararea una melodía que conozco, en la cama hay un bulto alargado tapado por las sábanas, respira y escucho un BUM BUM BUM a baja frecuencia, una línea de bajo que acompaña el movimiento del bulto. Una niña golpea en el techo y cuando grita el bulto deja de respirar y el ruido también, me acerco y tengo los brazos amarillos y retiro la sábana y es una chica que conocí y se cayó por una ventana y murió. Tiene las manos cruzadas sobre el pecho y en ellas la cadena que se le cayó y por la que se mató.

Abre los ojos y me mira sin moverse, lloro y me duele la cara, me  habla con voz de niña <<Me estaba secando el pelo y la cadena se me cayó en la cornisa, me eché adelante y casi llegaba, la acaricié con la punta de un dedo, agarraba el marco con la otra  mano y de repente note que ya no tocaba el suelo con los pies y me caí…eso es lo que pasó y punto final>>  y vuelve a cerrar los ojos y se pone gris y al final es una mancha de humedad en la cama y me invade un pesar que no puedo explicar, es como una bola de carne latiendo en la mitad del esófago que no me deja respirar bien.

Golpean la puerta de la habitación y cae, una niña disfrazada de enfermera se acerca y me toma el pulso, me agacho y me dice <<Seré directa…te queda poco…poquito>>,  me da unas palmadas con sus manos diminutas en la espalda y se va y cuando cruza la puerta esta se levanta y vuelve a estar intacta.

Oigo un SSS SSS y miro a la cama y estoy yo, muerto, pálido, con los labios morados y dos tapones en los orificios de la nariz, me acerco y yo muerto abro los ojos y me digo <<Estaba durmiendo y se me reventó una vena, me levanté con mucha sed y desorientado, antes de dar tres pasos caí muerto…estaba solo en casa y cuando me encontraron llevaba trece horas muerto, trece, el número de la mala suerte, amigo>>.

Desaparezco aquí.

Permalink :: 59 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com