El Blog

PONME EN FAVORITOS

Calendario

<<   Junio 2006  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Categorías

Sindicación

El Tiempo Madrid / Barajas
Alojado en
ZoomBlog

El asesinato de Richard Nixon

Por Tankian - 21 de Junio, 2006, 0:22, Categoría: Cine

Ya tenemos al Travis Bickle del nuevo siglo, ahora se llama Sam Bicke, está basado en un hombre que exploté en los 70 y es nuestro Antihéroe porque su contexto histórico es también el actual. Nixon es Bush, Vietnam es Irak y los Cadillacs son los todoterrenos que ahora identifican a los ganadores.

La historia de Sam Bicke es la de Travis Bickle y la de tantos otros que explotan, cada vez más, y la de los que nos mantenemos en el filo de la navaja, entre la humillación y la locura. Su historia debería hacer pensar a los jefes y jefecillos que la vean, y sobre todo a la gran mayoría, los que estamos en la base de la pirámide.

La película cuenta como Sam es un comercial separado, padre de dos niñas y un chico, que quiere simplemente recuperar a su familia y poder vivir como los demás. No pide más, su sueño es tener a alguien en casa, poder acariciar a su perro y conducir un buen coche, nada más, como él dice “solamente pido un pedacito del sueño americano”. Persigue su sueño, un negocio propio,  y  cada vez se hunde más, todo le sale mal y siente muy duramente lo que el sueño americano le deja a los que fracasan.

Sam centra su ira contra Nixon, por entonces en la picota a raíz del Watergate, y decide secuestrar u avión para estrellarse contra la Casa Blanca, extirpar el problema desde la base.

Son 90 minutos, seguramente un director modernillo y comprometido nos habría hastiado con tres horas de imágenes fijas, pero  este director se ha rodeado de gente que sabe lo que se hace y el resultado es una historia interesantísima con una duración ajustada y un reparto sin fisuras que descansa en Sean Penn y su honesto y magistral trabajo.

Si no te gusta Sean Penn aquí te vas a hartar, pero si por el contrario piensas que es uno de los más grandes disfrutarás de su composición, un Sam Bicke que se va desquiciando poco a poco delante de nuestros ojos, presente prácticamente en cada fotograma de la película. Su amigo De Niro debe haber disfrutado de este trabajo que tanto le toca.

Don Cheadle y Naomi Watts cumplen su cometido sin estridencias, demuestran una vez más que son de lo mejorcito. Desde aquí pido más protagonistas para Cheadle, que en “Hotel Rwanda” dejó muy claro que es más que un gran actor de reparto.

No hace falta decir que es pecado ver esta película doblada, como lo es ver prácticamente cualquier película. Pero por si acaso lo recalco, ver a Penn desmoronarse sin escuchar la angustia de su voz es como ver a un señor agitando una batuta sin escuchar el Réquiem de Mozart.

Muy, muy recomendable película, y sobre todo necesaria.

Permalink :: 50 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com