El Blog

PONME EN FAVORITOS

Calendario

<<   Julio 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Categorías

Sindicación

El Tiempo Madrid / Barajas
Alojado en
ZoomBlog

Así no hay quien escriba

Por Tankian - 27 de Julio, 2006, 23:40, Categoría: General

Llevo tres días con una infección de garganta cojonuda, tengo el cuello hinchado y tragar saliva es un infierno, por no decir beber o, peor aún, comer. Y por eso no escribo, porque no soy Bukowski, Poe o Kafka, que incluso hacían del dolor un instrumento para escribir, o de escribir un instrumento para soportar el dolor. Pero es que yo no soporto el dolor, cada vez menos, y me parece que si a estas alturas un dolor de garganta me impide escribir…no tengo mucho futuro, no seré un escritor autodestructivo y si llego a viejo no será escribiendo.

Cuando era más joven tenía muchos dolores de muelas, hasta que me arrastraron al dentista y me sacaron tres y empastaron unas cuantas; cuando me había librado de esos dolores, (creo que el dolor de muelas debe ser uno de los más insoportables, si no el más; varias mujeres madres me ha dicho que el dolor del parto puede tener un cénit más alto, pero es la continuidad, el runrún lo que me hace sudar cuando recuerdo esos dolores juveniles).

En esa época lo tenía claro, dolor era igual a emborracharse, y si no conseguía eliminarlo al menos hacia más romántico todo el escenario, como Lord Byron agonizando o Becquer lloriqueando por las callejuelas. El mito del dolor y el arte, que tanto daño ( nunca mejor dicho) ha hecho a gente sin una personalidad definida, como yo en mi “época de la muela”.

La primera vez que ví los cuadros de la época negra de Goya en el Prado pensé que los pintó entre dolores continuos, me venían a la cabeza cuadros y películas en las que los personajes ataban un pañuelo alrededor de las mejillas infladas, con los ojos mirando al cielo, idos…relacionaba todo eso y me imaginaba así a Goya, sordo y con las muelas cariadas, negras y amarillas, y ese latido sordo  en la cabeza le había empujado a crear esas imágenes tan oscuras, esos rostros desencajados, ese dolor en el ambiente que no se pinta con ningún color, que va implícito en el acto de crear.

Quizás ahora el dolor me produce pánico por la misma razón que me hace evitar los grupos de idólatras, clubs de fans, seguidores foros…toda esa parafernalia de haberse creído algo (una canción, un libro, una película…) y vivir para ello. Puede que sea esto la madurez, o quizás lo que pasa es que voy perdiendo chispa y ya no tiene sentido admirar a alguien al que no te vas a acercar, y es que yo siempre he tenido ídolos que usaba como metas, no como simples objetos de adoración, eso no me va. Como ahora esas metas van quedando cada vez más lejos voy eliminando antiguas convicciones, como lo cool que me parecía escribir borracho, fumando un porro o con migraña…hasta me parecía que lo que escribía en esas condiciones realmente tenía algo especial.

Es como los anormales que se van a los estrenos  vestidos de yoda o de darth vader, es todo como un ritual de gente sin mente, y se supone que si quieres escribir tienes que hacer lo que hacen los escritores que te gustan, y si Easton Ellis o King tuvieron problemas con las drogas, pues a drogarse. Y los que peor lo tienen son los que se creen intelectuales leyendo a Bukowski, Miller, Burroughs, Vian y esa gente, porque entonces hay que ser guarros, drogatas y alcohólicos, o al menos parecerlo.

Yo mismo pensaba que sería la hostia morir como Jim Morrison, a los 27…valiente gilipollas.

Lo que es morir no me da miedo, más bien curiosidad, pero el dolor cada vez me atormenta más, y llevo una racha que si no es una uña es una muela, y si no el cuello, y si no el estómago y ahora la hinchazón esta de la garganta que me tiene amargado, acumulando saliva en la boca para no tragar, y como en mi trabajo si no trabajas un día pierdes esas horas pues me jodo y vengo a trabajar, intento habar lo mínimo posible y escupir casi toda la saliva que acumulo. Y lo peor  es pensar que llega la noche, que normalmente espero con alegría, para sobar, ver pelis, no hacer nada…pero ahora se me junta el calor insoportable con la garganta y me da pavor que llegue la hora de dormir, porque me levanto mil veces y lo paso fatal. Y claro, lo de la garganta es por dormir con el ventilador, seguro, pero si lo apago sudo mucho y me despierto, entonces lo pongo y me enfrío, lo apago para curarme la garganta y sudo, lo pongo, lo apago, lo pongo….y el resultado es que me veo poniendo cara de estreñido cuando trago saliva hasta el fin de los tiempos. Así no hay quien escriba.

Anda que como se presente ahora la musa, y yo con estos pelos.

Permalink :: 81 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com