El Blog

PONME EN FAVORITOS

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Categorías

Sindicación

El Tiempo Madrid / Barajas
Alojado en
ZoomBlog

30 de Agosto, 2006

To know me or not to lnow me

Por Tankian - 30 de Agosto, 2006, 23:50, Categoría: General

Quedan 236 minutos para que empiecen las vacaciones, puede que menos de 200 teniendo en cuenta que la retrasada mental que me hace el relevo suele llegar con 45 minutos de adelanto. Ya quedan dos minutos menos.

Siempre me pasa lo mismo cuando tengo vacaciones, que una semana antes se me jode el sueño y me levanto mucho más pronto que de costumbre, y luego me paso la tarde aquí en la dimensión desconocida, seguramente los que trabajan en el edificio pensarán que soy un recepcionista yonki, lo cuál me la sopla porque el 98% de los que pasan por aquí son una piara maloliente de cerdos y cerdas, supongo que debería incluirme.

Llevo como diez días despertándome prontísimo y realmente no aprovecho el tiempo porque me limito a existir en un estado equilibrista de no-sueño que no me deja dormir ni estar despierto.

Algunos habéis leído el blog que llevaba antes de crear este, y sabéis que era básicamente unas memorias y algunos articulillos de relleno. Otros me habréis conocido en este blog y no habéis leído el anterior. Si lo hacéis os advierto, es ficción, no vais a saber nada de mí leyendo esas memorias, al menos no era mi intención mostrarme al escribirlas, aunque en el acto de escribir siempre hay una dosis importante de exhibicionismo.

Se puede saber más sobre mí leyendo cualquier artículo de opinión en este blog que leyendo las casi 150 páginas de esas memorias incompletas. Creo que esas memorias no hablan sobre lo  que fui en esos años, si no sobre lo que quise y no quise ser. Si queréis conocerme hablad conmigo, no leáis eso. Si queréis leerlo lo agradezco, pero quiero dejar claro que no vais a saber más de mí, ni maldita la falta que os hace.

De todos modos no os perdéis gran cosa al no conocerme, soy uno más que se cree distinto, como casi todo el mundo.

Tengo 28 años y aparento más de 30, quiero ser escritor desde que me acabé los cuadernos Micho, mientras estudié saqué muy buenas notas sin estudiar porque tenía memoria fotográfica, a estas alturas tengo una memoria de mierda y casi lo agradezco porque recordar lo que quería ser cuando tuviera mi edad sería doloroso.

Estudié tres años de Derecho y es de lo que más me arrepiento en mi vida, son años tirados a la basura que marcaron la ruptura con mis sueños, al menos con los que tenía por entonces. Quería ser periodista porque pensaba que un periódico o una revista me facilitarían el poder publicar mis novelas. Pero bueno, ahora sé que no hace falta ser periodista para ser escritor, ni mucho menos; pero eso lo sé ahora.

Desde pequeño odio las matemáticas, a muerte, y la física y la química, pero tengo mucha más memoria y facilidad para los cálculos mentales que para afrontar el día a día. Tengo un cerebro peleado, se me da bien calcular pero no me interesa, lo que quiero es tener facilidad para recordar la idea que ayer me parecía el germen para mi deseada novela y no lo recuerdo, tengo fogonazos para empezar a escribir casi todos los días pero me despisto y los olvido. Quizás la novela que debo escribir ya ha pasado por mi cabeza y no me he dado por aludido. Quizás mi musa era una guarra que me la chupó una vez en mi Seat Ibiza, no la reconocí y la dejé en la puerta de su casa con los gramos que yo había perdido girando en su estómago. O mi musa resulta ser una de las caras desagradables que pasan por esta recepción y no la reconozco porque me da asco mirar a la cara a esta gentuza, a estas señoritas que son finísimas y por eso tiran tampax usados en los lavabos o se cagan en el suelo (es real, así de cerda es la gente).

O quizás lo de las musas fue uno que escribió fumando opio y vio a una enana con alas y se inventó lo de la musa inspiradora y todo ese rollo, y como suena bien pues lo que escribimos forzamos la vista para encontrar a nuestra musa, y la mayoría nos quedamos ciegos sin ver a la hija de puta que seguramente es un fantasma, un anhelo, que no es nada.

Con 28 años no es tarde para escribir, me lo repito a menudo y creo que es verdad, me da lo mismo que hayan ejemplos que demuestren lo contrario, también los hay que me dan la razón. Si no llego a ser escritor nadie me quitará la sensación de que no he hecho nada, de que me he instalado en esa idea de que me gusta hacer muchas cosas para darme cuenta a continuación de que me gusta hacer lo que no hago por perro, por miedo, por imbécil o por la razón que sea.

Me encanta viajar, me fascina conocer mundo, por eso no conozco una mierda, Paris, Londres y muy poco de España. Que alguien me explique por qué  no he ido a Italia si me atrae tanto, por qué no me he perdido por el norte de Europa, por qué no he alquilado un descapotable para hacer la Ruta 66 en Estados Unidos…no lo sé, seguro que si hubiera querido lo habría hecho, y no lo he hecho y creo que quiero hacerlo pero todo se queda en una pose, en que me gusta hacer algo que luego no hago. Es una pena.

Con 28 años tengo un contrato indefinido, consigo ahorrar y no me privo de muchas cosas, se podría decir que no vivo mal. Vivo con mi pareja en un piso de alquiler y tengo claro que si algún día tengo una casa en propiedad será por una de dos: o la compro con las ganancias de mis novelas o con una herencia. No me sale de los cojones meterme en una hipoteca para enriquecer a los bancos, me da vergüenza ajena ese patetismo del “Pero el piso es tuyo, el alquiler es tirar el dinero”…tirar el dinero también es regalarle una millonada en intereses a los viejos banqueros para que paguen caprichos a sus putitas. Al menos viviendo de alquiler no estoy atado a un lugar ni a un banco, me siento más libre.

Sí, quisiera tener una pantalla de plasma con un pedazo de equipo de Home Cinema, todo ello en una habitación destinada exclusivamente a ver películas y escuchar música, con dos sillones mullidos de esos que dan masajes, uno para mí y otro para mi churri, y en medio una mesa con sus vasos, un escocés para mí y un nestea para la señorita, con sus hielitos garÇon.

Quisiera tener una mesa de pillar con el tapiz negro porque antes jugaba mucho y cogí un buen nivel, pero ahora soy un negado y me gustaría volver a jugar.

Me gustaría tener una piscina en la que estar en verano cuando no puedo dormir, estar ahí metido en el agua con un pastor alemán fiel sentado al borde, con miedo al agua pero aguantando por estar conmigo, su compañero del alma, compañero.

Me gustaría tener eso y mucho más pero lo veo lejano y no me duele no tenerlo, no haría cualquier cosa por ello, no me pasaría el día trabajando sin vivir para tener eso con 50 años, no se la chuparía a un jefe para eso, no pisaría a nadie, no me complicaría la vida. Quiero hacer lo que me gusta, y si eso me permite tener esas cosas seré el hombre más feliz del mundo, y si no pues también, aunque con algunos días malos, está claro.

He pasado por muchas etapas y cuando he vivido cada una la he considerado la más importante, la definitiva, he tenido mi época de niño bueno, la del niño bueno que descubre que lo pasa mejor siendo malo, la del niño malo que supone que ya es mayor para eso y decide ser mayor, la del adolescente que se cree sabio, tuve la etapa del culto al cuerpo,  la de follar con todo lo que se pusiera a tiro…muchas etapas, y de todas he aprendido, aunque a veces piense que no, todas se complementan.

Hago balance al filo de las vacaciones y pienso que no estoy nada mal, soy un tío de 28 años ateo, con tendencia al nihilismo como recurso fácil, vehementemente  agresivo con la iglesia y la autoridad ejercida por idiotas ( así que actualmente soy vehemente agresivo con todo), obsesionado con ser culto, melómano y por ende bastante talibán con lo que se aleja de mi concepción de buena música. Me sobran varios kilos para ser una talla media, ya lo fui y no lo echo de menos. Tengo pareja pero no creo que me costara ligar si dejara de tenerla, con mis kilos de más y todo, sobre todo porque nunca estaría con alguien que se interesara por mí físicamente, creo que mi personalidad es bastante más interesante que mi apariencia, y el abismo entre ambas es cada vez mas abismal

En fin, soy un tío majo de conversación amena que cada vez es más selectivo con sus interlocutores. Soy un tío que sueña con que un día se citen estas líneas en algún documental sobre ese gran escritor que quiero ser. Soy un tío que quiere participar en una orgia victoriana en la que se empiece leyendo en voz alta y se acabe penetrando en voz baja. Soy muchas cosas interesantes que al juntarse conforman un ser mundano, soy como tú pero mejor, o peor.

Faltan 165 minutos para mis vacaciones, 120 si mi relevo sigue siendo tan pánfila como acostumbra.

No sé si escribiré en vacaciones, si quiero poder seguir diciendo que quiero ser escritor debería escribir. Lo intentaré, no prometo nada.

Me voy a Lisboa cuatro días, el resto seguramente en Madrid, si alguien quiere tomar un café para adularme o para insultarme que me lo diga.

Abrazos y besos, y si sabéis de alguna orgía avisad.

 

Permalink :: 63 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Desperdiciando celuloide

Por Tankian - 30 de Agosto, 2006, 23:40, Categoría: Cine

Tenemos grandes actores en España, y actrices, luego están los que cumplen y poco más, y quedan los penosos, esos que se la chuparon a alguien para seguir viviendo del cuento. Para mí esos actores que me dan vergüenza ajena son:

-Jorge Sanz: Number One indiscutible, de niño era un cabezón mono que se suponía que crecería y aprendería a actuar, y al final ni ha crecido  ni ha aprendido a actuar. Lo malo es que encima cada vez es mas feo y mas mayor, y en este país cuando un actor se hace mayor se da por hecho que es bueno, y nos esperan oscuros años en los que Jorge Sanz será entrevistado como gloria del cine español. A mi no me la cuelan, esa lengua de trapo, esa vergonzosa falsa naturalidad y esa permanente jeta de retrasadete me recordarán siempre que cuando Jorge Sanz sea un abuelo seguirá siendo un actor penoso.

-Eduardo Noriega: Es muy malo pero está bueno, así que en su caso al menos hay razones para que siga en el candelero. Y últimamente estoy apreciando cosas en sus trabajos que antes no apreciaba, así que si consigue cambiar de voz y desentumecer los músculos faciales creo que con el tiempo será un nuevo José Coronado, que pasó de patético guaperas a intérprete más que correcto. En fin, no se puede ser buen actor sin una buena voz, o por lo menos sabiendo usar la que se tenga.

-Pepón Nieto: Siempre el mismo personaje, el regordete bonachón haciendo oes con la boquita, parpadeando como un perrillo abandonado. Único y cargante registro que lleva regalando este tipo tan simpaticón, timando al personal, haciéndonos tonto haciendo de tonto.

-Fernando Tejero: Me gustó mucho en “Los lunes al sol” y en “Días de fútbol” y se acabó, y revisando esos papeles creo que el chico no da más de sí, pro me queda la esperanza de que dejando de lado esa cosa horrorosa de la portería se centre en ser actor y se lo curre un poco más. Hoy por hoy me parece un cansino al que presupongo talento, cada día cuesta más presupones algo que se empeña tanto en ocultar.

-Gabino Diego: Dios los cría y ellos se juntan, si Jorge Sanz de pequeño era mono este venía siendo feo desde que empezó. Comparte con Jorgito el nulo oído a la hora de entonar, no habla, lee. Es inexpresivo hasta la extenuación, insultantemente insulso. Cuando vi “Napoleón Dynamite” me pregunté cómo habían hecho en Hollywood una película sobre Gabino Diego. Ah, y encima va de cantante. Si queréis reíros de vergüenza ajena conseguid “Los mejores años de nuestra vida” con Jorgito y Gabino dando un recital de no interpretación.

-Penélope Cruz: No me parece ni guapa ni actriz, ni ella se cree estar viviendo del cuento al nivel en el que está. Misterios de la vida.

-Marisa Paredes: Miss Intensa lleva siglos tensando el cuello y mirando al cielo como una gran dama del teatro, declamando hasta para decir que se mea. Si esta es nuestra gran dama de la pantalla no me extraña que los yanquis nos inunden los cines, ellos al menos tienen a Shirley Mclaine.

 

No sé, hay muchos y muchas más, seguro que en un rato me acordaré de varios, pero no es plan ponerse pesado. Al menos tenemos a Eduard Fernández, Javier Bardem, Luis Tosar, Javier Cámara, Candela Peña, Adriana Ozores, Ernesto Alterio y algunos más, su talento compensa con creces el patetismo de los que he nombrado y lo que no recuerdo.

Permalink :: 51 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com