El Blog

PONME EN FAVORITOS

Calendario

<<   Febrero 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     

Categorías

Sindicación

El Tiempo Madrid / Barajas
Alojado en
ZoomBlog

Los Invasores

Por Tankian - 16 de Febrero, 2007, 0:10, Categoría: General

Los invasores están aquí, entre nosotros, y no podemos hacer nada para eliminarlos, la criba puede ser ardua e injusta, caerán muchos inocentes porque no hay forma de identificarlos.

Hace años había trucos para desenmascararles, ya sea por su meñique tieso o por el botón que tenían algunos en la nuca…era un tema pesado pero con paciencia y dedicación podías freírles los jodidos sesos. Sí señor.

Ahora compartimos vagón en el metro, cola en el supermercado, les sonreímos, les contamos nuestra vida, nos los follamos, nos follan, les mentimos y nos mienten…nos acostamos con los gusanos resbalando en las tripas, la sensación de haber interactuado con uno de ellos, la duda correosa de si aquel niño al que acariciaste la cabeza era un puto  animal que se dedica a clavarle el destornillador a los gatos.

Los invasores son lo que no queremos ser, el reverso negro y podrido de nosotros mismos, y su triunfo es que físicamente son como nosotros: tienen dos ojos, una nariz y una boca, les sirve para lo mismo que a nosotros,  además para otras cosas que nos hacen sentir sucios.

Los invasores observan con su par de ojos lo mismo una barra de pan que las nalgas desnudas de una niña de tres años, y probablemente encuentran el mismo paisaje erótico en ambas visiones. Y saben lo que sienten cuando lo ven, y se ríen de nosotros en la calle cuando nuestra hija se levanta la falda porque es una niña y las niñas hacen esas cosas. El invasor sonríe y corre sudoroso para machacársela pensando en nuestra hija, y  cuando acaba se hace un poco de cena y ve la tele hasta que se duerme.

Los invasores exclaman al aire cada vez que le dan una patada en el hocico a su perro, exclaman poderosos ante ese momento sublime, buscan esa mirada servil y desencajada de un perro lamiéndole la mano mientras agoniza, y esa fidelidad ciega hasta el último segundo le hace sentirse mejor pero el da rabia, así que le pisa la cabeza al perro y se va a vender tornillos a su ferretería a sonreírnos y a hacerse pasar por uno más.

Tendemos a pensar que no existen los invasores y que si hay son bichos de color azul con seis ojos y antenas, que emiten un sonido o un olor que los hace destacar…imbéciles somos porque no pensamos que de ese modo no tendrían peligro, que es su aparente normalidad lo que les hace mortales de necesidad.

Hoy he descubierto a un nuevo invasor en mi propio lugar de trabajo, un ser con apariencia de chico guapote de 20 años que trabajaba como cristalero en unas oficinas de este edificio.

El chico adorable por el que mucha maruja y mucha ignorante suspiraba ha estado usando  un ordenador de esas oficinas para ver y descargar material de pornografía infantil en internet.

Imaginemos por un momento que su asquerosa enfermedad no hubiera ido exenta de un mínimo de inteligencia y hubiera sido capaz de borrar las huellas que iba dejando en el ordenador (ha sido tan fácil como mirar el historial del explorador). Si hubiera hecho eso seguramente no nos habríamos enterado y alguna de estas que le miraban podría haberse casado con él y haber vivimos muy contentos, sobre todo él cuando tuvieran hijos, y es que muchos de estos invasores violadores de niños tienen hijos para tener el vicio en casa, a ver si vamos a pensar que eso pasa poco y solo en las pelis de antena 3. No, hay mucho niño y mucha niña que no quieren acostarse porque su papi le va a hacer cosas por la noche, y muchos de esos niños no dirán nunca nada y cuando sean mayores le harán lo mismo a sus hijos, y llevamos tantos años con los invasores entre nosotros, matando animales, haciendo daño, disfrutando con el mal…tantos años que nos estamos convirtiendo en una raza odiosa en la que o eres un enfermo hijo de puta o eres un cobarde de mierda que prefiere hacerse el longuis a tomar el toro por los cuernos.

Seguro que hay invasores leyendo esto y cuando acaben de leerlo le darán a Alt+Tab para seguir viendo lo que puede tragar un bebé…pido encarecidamente que si alguno de ellos disfruta también recibiendo dolor me lo haga saber, porque en ese vicio le voy a dejar contentísimo, como unas putas castañuelas.

Permalink :: 85 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com