El Blog

PONME EN FAVORITOS

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Categorías

Sindicación

El Tiempo Madrid / Barajas
Alojado en
ZoomBlog

Mayo del 2007

El truco de la rosa

Por Tankian - 29 de Mayo, 2007, 23:47, Categoría: Paranoids

Le dijo que podía convertir una rosa blanca en una rosa roja.

Era un truco de la familia, le comentó. Ella reía siempre. Él callaba y miraba  al frente.

Hacía frío, de noche, estaban sentados en un banco lleno de pintadas monstruosas, ella se refugiaba bajo su brazo. Fumaban, compartían el humo.

El humo se confundía con las nubes que les salían de la boca.

Le mostró la rosa blanca. Ella rió cansada y agachó la cabeza.

Le dijo que se había ganado ver la magia, el truco familiar, repitió.

Ella salió de su abrazo, se puso recta con las manos sobre los muslos como una alumna interesada. Él puso la rosa a la altura de los labios de ella, ella la beso riendo.

Lo hizo.

La admiración la enmudeció. Los grillos lanzaban alaridos.

El golpe sordo de ella contra el suelo fue el aplauso. Él sonrió.

La rosa era roja.

Permalink :: 121 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Y dejar esta ciudad

Por Tankian - 29 de Mayo, 2007, 3:14, Categoría: General

Loquillo cantaba algo sobre escapar de esta ciudad y no puedo estar más en sintonía con el mensaje en estos momentos, y puede que en 9 meses la comunión sea más profunda.

Ante todo entono el mea culpa porque con mi abstención he contribuido a que el PP arrase en Madrid, aunque visto que le ha sacado 340.000 votos pienso que no va  a ser todo culpa de los irresponsables como yo.

Como excusa poco válida decir que yo estoy empadronado en Alicante aunque llevo ya cinco años viviendo en Madrid. Al no estar empadronado aquí no puedo votar y al llevar 5 años fuera de Alicante me parece incoherente votar allí. No me he empadronado en Madrid porque cada día que pasa tengo menos ganas de vivir aquí y empadronarme sería como una reafirmación que me contradice. Siempre he dado mucha importancia a los gestos, muchas veces demasiada, y si un gesto me supone traicionarme soy estricto a tope con mi mismidad.

Creo que España está dividida, más que nunca, al menos parecido a como  lo estaba en el 36.  Creo a su vez que lo está la gente de cierta edad para arriba, que son los que votan, y por lo tanto pienso que los de 18 a 30 años pasan del tema y en su mayoría votan a la izquierda, por lo que no tengo dudas de que la abstención beneficia a la derecha como es lógico, La abstención siempre beneficia a la minoría.

Otro factor determinante para esta subida del PP y el descenso del PSOE es que la izquierda esta muy diversificada, el amplio espectro izquierdista está repartido en varios partidos, algo que no ocurre con el voto conservador, que está concentrado casi en su totalidad en el PP. Por lo tanto los votos del PSOE se pueden ir a IU en muchos sitios pero los votante del PP no tienen ese recurso, por lo que como no van a votar a la ideología contraria prefieren dejarlo en el PP aunque no les guste cómo lo llevan.

También influye que dos grandes comunidades como la valenciana y la madrileña prácticamente se han regalado y eso es 2+2, si te vapulean en Madrid y Valencia te vapulean en el cómputo general. Si decíamos que la ventaja solamente en Madrid ha sido de más de 300.000 votos y la ventaja del PP sobre el PSOE en general ha sido de 150.000 no hay que calcular mucho. Simplemente con que e vez del pardillo de Sebastián se hubiera presentado Bono o De la Vega estaríamos hablando de otra cosa, posiblemente no habrían derrotado a Gallardón, pero la suma nacional de votos habría pesado más en el PSOE que en el PP.

También es verdad que el monopolio conservador del PP le va a quitar varias ciudades porque muchas agrupaciones minoritarias van a pactar con el PSOE y ni contemplan la posibilidad de hacerlo con el PP. Es lo que tiene el radicalismo que están defendiendo, que te aparta del resto, y eso en política suele ser poco práctico, por eso los radicalismos suelen llegar al poder por la fuerza (véase el mismo caso de España) o tapándose un poco y desviando la atención para desmelenarse ya en el poder (como puede ser el caso de Alemania entre guerras).

Aquí en Madrid seguirá la gente quejándose por las obras, los parquímetros, las listas de espera desesperantes, la inseguridad,…muchas quejas pero cuando llega la hora de la gran queja, la que vale, todos se van por la patita.

Aquí parece que hay que votar al PP o al PSOE, que no hay nadie más, y que hay que votar al partido, no a la persona, se haga lo que se haga, mal o bien, se vota a tu partido y punto. Si el candidato de tu partido se folla a su abuela y se gasta los presupuestos en tripis da lo mismo, es de tu partido y seguro que el del otro partido le da tripas a su abuela y se gata los presupuestos en putas. Es lo que hay.

Al menos esta resaca electoral me va a servir para algo, para marcarme un límite, y es que si en las elecciones generales del año próximo gana el PP servidor se pira, por lo menos de Madrid, aunque tenga que secuestrar a mi pareja. No voy a vivir en un país de borregos que vota a esta gentuza…aunque pensándolo bien si gana el PSOE tampoco quedamos en un gran nivel.

En fin, son 9 meses más o menos para ir mirando en serio posible destino; si el PSOE no se pone las pilas tardaré menos en iniciar la búsqueda porque tampoco me conformo con el menos mal.

Por lo pronto me han comentado la posibilidad en un futuro de un trabajo en Dublín en español con clases de inglés por la propia empresa, es una posibilidad que no descarto, más bien al contrario. Si alguien conoce más opciones soy todo orejas, antes que quedarme aquí me voy hasta a L.A. como también cantaba Loquillo.

 

Permalink :: 68 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Breve historia de amor

Por Tankian - 24 de Mayo, 2007, 23:43, Categoría: Paranoids

Siempre había evitado ir a entierros, ponía excusas extrañas y no se presentaba, nunca.

Su primer entierro era el de su amada, y seguía buscando una excusa que deshiciera la costra de dolor que le atenazaba el pecho mientras desaparecían las últimas flores que tapaban el ataúd, se hundían las coronas a saltos, dos operarios iban soltando la cuerda con solemne torpeza.

Se acercó al borde, los que le rodeaban dieron unos pasos adelante y estiraron los brazos hacia él, curvaron los dedos de las manos como vaqueros de plástico, esperaban el momento en el que se tirara al agujero para agarrarle.

Sacó la cajita roja, la abrió y la sacudió, se oyó el tintineo del anillo golpeando la madera y su susurro

<<Cásate conmigo>>

Dedicó el viaje de vuelta a mirar el cielo, oía las voces de sus padres parloteando, su madre hipando, probablemente le decían cosas. La buscaba por alguna parte del cielo y cuando llegaron le dolía la frente del frío del cristal.

Se despidió de sus padres sin mirarles, lloviznaba.

Dejó caer las llaves en la mesilla de la entrada, sonaron como un ramillete de anillos sobre una caja de pino. Un mensaje en el contestador, un 1 rojo.

Pulsó el botón verde, un pitido.

El ruido de una línea muerta.

Su voz.

<<Sí, quiero>>

Permalink :: 157 Comentarios :: Comentar | Referencias (1)

En estos momentos tan entdañables

Por Tankian - 24 de Mayo, 2007, 23:20, Categoría: General

Se ha votado al personaje nacional más importante de la historia, entre otros países, en Alemania (Adenauer), Reino Unido (Churchill), Portugal (Salazar) y hace un par de días en España (Juan Carlos I)…podemos decir que al menos en Portugal están peor que nosotros, algo habitual en casi todas las votaciones y clasificaciones que salen, nuestros hermanos lusos son nuestra excusa, hasta que dejen de serlo.

Lo peor no es que "la deina y yo"( bueno no, esta vez van por separado, la reina ha quedado 5ª, creo) haya sido elegido por votación popular el español más importante de la historia, ojo, de la historia, eso son muchos siglos con sus décadas, sus lustros y todas esas unidades temporales. Han pasado muchas cosas a lo largo de la historia y han nacido y muerto muchos españoles y españolas ilustres que durante el rato que pasaron en el mundo hicieron cosas importantes.

Pero como decía eso no es lo peor, porque para muchos el rey es una figura gigantesca y le debemos muchas cosas (que se cobra, pardiez, bien que se lo cobra) como aquella aparición televisiva el 23F en la que leyó un mensaje que le escribieron en vez de irse de España como había hecho su antepasado Carlos IV, hijo de perra para los siglos de los siglos amén. Es decir, que le debemos la transición a él que aceptó con mucho gusto el poder de manos de Paquito, que nos lo dejó como último regalo al pueblo español con todo su amor flebítico. Como no se rajó y no abandonó el país le debemos ese paso a la democracia ejemplar que ha servido de espejo a tantas naciones, una democracia salvada por un señor designado por un dictador, no elegido por el pueblo (demos, pueblo, pueblo, demos…).

Otra razón para defender su figura es eso de que tenemos a los mejores embajadores del mundo mundial en nuestros reyes, si bien creo que hay embajadas españolas en innumerables países con sus embajadores y mucha gente que trabaja con ellos…son entonces embajadores eventuales hasta que se consiga dotar de omnipresencia al rey? Al fin y al cabo esos embajadores que nos representan por el extranjero han sido elegidos por personas elegidas por nosotros, no así los reyes, cuyo único cometido es viajar en primerísimo clase a muchos sitios para que les reciban con honores, hacerse fotos y cenar en palacios, palacios como en el que viven, lleno de bombillas que consumen una electricidad que pagamos todos.

Recuerdo cuando se celebró la íntima y espartana boda de Elena y Jaime, pareja sinpar vivaracha y de inteligente mirada, en Sevilla y en el Telediario dijeron que el rey había pagado todos los gastos "con el dinero de su bolsillo"…en fin, que al final el Juancar fue tan cachondo y cercano y dijo "esta la pago yo" con ese presupuesto anual que pide sin mucha publicidad.

Y es que claro, muchos dicen que realmente es un tío muy simpático y en persona se gana al personal con sus gestos y viendo cómo se salta el protocolo para acercarse al pueblo llano…como si fuéramos iguales, y yo opinando mal de ellos, si es que me emociono cuando le recuerdo saludando con la manita a las marujas que hacen noche para gritarle cosas bonitas.

Claro, hay que agradecerle esa cercanía porque podría dedicarse a hacerle cortes de manga a la peña, a escupir a los cámaras y a enseñarnos el dedo corazón (eso sólo lo hizo una vez en el país vasco, pero fue casualidad hiciera eso con la manita)

…total, en una familia que se ha dedicado al incesto como deporte un comportamiento así podría tener explicación científica, supongo; solamente hay que darse un paseo por el Prado para ver las expresiones deslumbrantes de la familia del rey y dar gracias a la providencia porque este al menos sabe hablar…bueno, al menos lo intenta.

Pero vamos, que lo peor no es eso, hay ofensas al espíritu más heavies, como que Letizia Ortiz fuera la 15ª más votada (recuerdo, se votaba al personaje español más importante de toooda la historia) o la mera presencia de Bisbal, como dijo Antonio Gala <<ese chico que da saltos>>.

Eso voy a hacer yo, dar saltos hasta Australia por lo menos, que allí seguro que gana Cocodrilo Dundee y ese sí que molaba.

Como bonus decir que mis tres votados serían probablemente Ramón y Cajal, Felipe II y Vicente Ferrer.

Nota para Espe: Si lees esto recordarte que Ramón y Cajal no son dos personas…de verdad tonta, es como lo de Sara Mago.

Permalink :: 61 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Cap. III

Por Tankian - 23 de Mayo, 2007, 19:26, Categoría: PROYECTO KICKAPOO

>III<

Geoffrey  Gaunt era parte de Kickapoo y se podía decir sin miedo a equivocarse que Kickapoo corría por sus venas como el río Lee corría a las afueras del pueblo, bajo el viejo puente de madera que el abuelo de Geoffrey ayudó a levantar, que su padre reforzó y en cuyas obras de modernización había participado él mismo. Aquel puente era una huella que los Gaunt habían dejado en su tierra, una de tantas.

La librería Gaunt  nació con el pueblo, al principio era una cabaña de madera que se nutría de los libros que llegaban en el tren y con los años pasó ocupar la que fue mansión de los Muster, donada a los Gaunt, y por extensión a Kickapoo, con la única condición de que se usará como librería, a lo que se ayudaba incluyendo en la casa la admirable colección que formaba la biblioteca de la mansión desde tiempos muy lejanos.

La madre de Geoffrey le trajo al mundo en la trastienda de la librería, que había sido habitación del servicio y que fue el lugar en el que soltó su primer berrido porque ahí se encontraba el colchón más cercano cuando se hizo evidente que llegaba el momento.

En sueños Geoffrey contaba que recordaba cómo salió y ya entonces paseó su mirada por los montones de libros apilados contra las cuatro paredes. La gente se reía ante su convencimiento pero de vez en cuando le pedían que lo contara.

Aprendió a leer muy pronto y siempre se le veía con un libro en la mano, suplió el no pisar un aula en su vida con las horas y horas que pasaba entre páginas, devorando y llenándose la cabeza de datos y de historias.

Nunca se habló del hecho de que fuera a llevar la tienda cuando su padre se viera incapaz de hacerlo, era algo evidente y cuando llegó el momento cogió el mando del negocio sin que se tuviera que hablar nada de nada. Los proveedores y los clientes forasteros trataron con él como si siempre hubiera sido así, como si todo el mundo supiera que Geoffrey sería el dueño un día de esos.

Ciertamente Kickapoo era un pueblo peculiar, tenía el honor de que nada menos que diez habitantes del pueblo habían ganado alguna vez en el programa Quiz Wait Full, el concurso estrella de la televisión del condado. También era famoso su concurso anual de cuentos y en la feria del libro del condado se daba cita prácticamente el pueblo entero.

La ancestral afición del pueblo por la lectura venía en gran parte de que hubiera una librería desde los inicios de Kickapoo, desde que era una pequeña aldea, cuatro casas hechas deprisa. El primer letrero que marcaba la entrada al pueblo lo clavó con sus manos el abuelo Gaunt y rezaba “Bienvenido a Kickapoo- visite nuestra librería”.

Geoffrey había dejado claro desde la más tierna infancia que siendo hijo único en él acababa la dinastía Gaunt y desde que quedó patente con sus aventuras amorosas comenzó a latir en la familia la alarma: ¿quién se haría cargo de la librería cuando Geoffrey, ese niño, envejeciera y tuviera que dejarla? ¿Qué sería de Kickapoo sin la librería Gaunt?. Al igual que tantas cosas en el pueblo nunca se hablaba del tema, pero había una sensación desapacible que se mantenía firme con el paso de los años.

El día de su 70 cumpleaños Geoffrey cerró la tienda como de costumbre y pegó una nota junto al cartelito de “Cerrado”.

“Se traspasa el negocio por jubilación. Preguntar dentro”

Esa nota desató un murmullo en Kickapoo, todos sabían que nadie cogería la librería, los Gaunt eran los Gaunt y nadie se creía con derecho a tomar su lugar. Geoffrey lo sabía de sobra y por eso lanzó a rodar la noticia en la feria del libro, un par de meses después de haber pegado la nota en la puerta de la librería.

Un día se dejó caer por el stand de la librería Jake, el hijo de Mónica, una chica que la familia había tenido en la casa desde muy joven y que había sido como una hija para Geoffrey hasta que cayó fulminada por un ataque cardiaco en la misma habitación en la que Geoffrey dio aquel primer repaso a los libros aún rebozado en líquido amniótico. Mónica tenía 38 años y una salud esplendorosa, los médicos no supieron explicar ese inesperado infarto. Jake estudiaba en un internado en la carretera de Castle Rock y allí hizo su vida. De vez en cuando pasaba  ver al “abuelo Geoffrey” y charlaban sobre lo humano y lo divino.

Aquel día en la feria Jake le preguntó si ya había encontrado algún “buen samaritano” que quisiera quedarse con el negocio. Geoffrey negó mientras repasaba una caja de cuentos infantiles que quería poner en oferta y soltó una risilla que Jake reconoció, la risilla marca abuelo Geoffrey que significa más o menos “es de noche, estamos en noviembre y en pelotas en medio del prado ¿qué esperabas, calor?”.

Jake le  comentó que una compañera de trabajo de Emma, su novia, conocía a alguien que buscaba precisamente una librería; Geoffrey le extendió una tarjeta sin dejar de pasar tomos entre los dedos y se olvidó del asunto. Jake tenía centenares de tarjetas como esa en su casa pero se la metió en un bolsillo y al cabo de unos días fue a recoger a Emma a la oficina y se la dio a su compañera, Annie.

 

 

Permalink :: 135 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Cap. II

Por Tankian - 22 de Mayo, 2007, 10:50, Categoría: PROYECTO KICKAPOO

>II<

 

Y como todos los días volvió a su casa, a su escondida cueva, antes luminosa y alegre, ahora un agujero sombrío que solo emanaba dolor. Se sentó, cambió el kleenex mojado por uno nuevo y suspiró, exhaló hasta la última gota de aire de su pecho y ese mismo suspiro despertó un escalofrío que removió todas las fibras de su cuerpo, hundido y casi sin vida.

Mientras caminaba hacia la cocina veía el pasillo en flash-backs, como si de una película se tratase la imagen real se desvanecía y aparecían los recuerdos que Charlie intentaba evitar.

 

- ¿Ha vendido mucho mi librero  favorito? - le preguntó Laura mientras se acercaba por el pasillo  a saltitos, con los brazos extendidos hacia él.

- Bueno, ha habido días mejores, pero mi mejor tesoro lo tengo justo delante de mí - y el abrazo vino seguido de un beso, largo y apasionado, esos besos que queman tu corazón y lo dejan marcado para toda la eternidad. – Y…ese tesoro merece tener lo mejor del mundo - y al abrir la puerta del comedor Laura pudo ver una mesa preciosa, con un mantel blanco de encaje, velas, las flores más bonitas que había visto en su vida y una cajita encima de su plato.

De la mano se acercaron a la mesa y Laura se sentó frente a esa cajita diminuta y misteriosa.

- Ábrela - le dijo Charlie –A ver qué te parece. Laura no pudo evitar la emoción al abrirlo y ver aquel  maravilloso anillo, que no podía significar otra cosa. – Te quiero mi vida, eres lo mejor que tengo y te amaré siempre, no puedo imaginar perderte y necesito saber si quieres casarte conmigo, la semana que viene mismo, no puedo aguantar más.

- ¡Oh cariño, claro que quiero! – gritó echándose a sus brazos, sin poder parar de llorar. Pero la imagen se enturbiaba. – Pero no podemos mi amor.

- ¿Y eso? – preguntó Charlie, extrañado.

- Porque la semana que viene ya estaré muerta.

 

Y entonces se hundió. Cayó rendido en el pasillo, acurrucado contra la pared, sollozando y abrazando a una sombra que ya no estaba.

Cuando pudo retomar la compostura se dirigió hacia la cocina y, al meter la mano en el bolsillo de la chaqueta, palpó un papel que no recordaba tener, pero cuando lo sacó vio que era la tarjeta que Annie le había dado en la cafetería. La dejó en la encimera, mirándola de reojo mientras sacaba la sartén de la puertecilla de debajo del fregadero.

Desde que Charlie estaba solo, la casa estaba hecha un asco. Casi no podía con su alma, pasaba las noches en vela acariciando el hueco vacío de la cama y los días como un zombie llorando en cada rincón del salón, con la tele encendida como si alguien estuviese allí sentado viéndola. Él había cambiado, pero la casa seguía con la rutina de siempre.

Por la noche se fue a acostar y por fin pudo dormir, pero las pesadillas le despertaban entre gritos y sudor, tirado en la cama, agarrando con fuerza las sábanas como un cachorro indefenso. Las sombras de la habitación cobraban vida y le observaban, musitaban entre ellas y se acercaban y alejaban de la cama. Los ojos le pesaban y las sombras vigilantes perdían importancia por momentos, ya no le importaba que le escrutasen, conspirando entre sí con sonrisas burlonas y macabras, ya daba igual, porque él volvía a acariciar su preciado hueco en la cama, sonriendo, como si ella realmente estuviese allí, con sus preciosos ojos oscuros y su pelo rizado esparciéndose por la almohada. Entonces, se durmió.

A la mañana siguiente la luz del sol le quemaba los ojos y dejando las sombras como una pesadilla nocturna, riéndose de su ingenuidad a la luz de la mañana, vio en la mesilla la tarjeta del abuelo de la librería, como si las sombras hubiesen estado allí para recordarle su cometido al despertar.

Cogió la tarjeta, la miró y marcando los números que aquel papel amarillento mostraba, se dispuso a empezar su nueva vida.

Permalink :: 59 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Zodiac

Por Tankian - 20 de Mayo, 2007, 10:12, Categoría: Cine

Como todo aficionado al cine, vivo en una frustrante  búsqueda de la obra maestra, hasta el punto de que pueden pasar dos cosas: que las ganas te hagan ver como “obra maestra” una buena película o que esas mismas ganas te hagan no ver una joya cuando la tienes delante debido a que uno idealiza  lo que busca.

Ciertamente no sé si es eso  lo que me ha pasado con “Zodiac”, pero ya tres días después de haberla visto (gracias al programa “La claqueta” por el preestreno) creo que es una obra maestra con todas las letras, no recuerdo la última película que me dejó  tan impactado, seguramente fue “Gangs of New York”, que tiene unos 4 años.

David Fincher es un bicho raro, un tío que utiliza la maquinaria de Holywood para hacer las películas que le da la gana, sobre lo que le apetece y usando a las grandes estrellonas, y es que en seis películas ha dirigido a gente como Sigourney Weaver, Brad Pitt, Morgan Freeman, Edward Norton, Sean Penn, Michael Douglas, Jodie Foster o Robert Downey Jr, dejándome a muchos actorazos.

Si bien he leído que Zodiac no tiene nada que ver con el resto de su filmografía no puedo estar del todo de acuerdo. En Zodiac se puede palpar la fatalidad, la sensación de que todo está mal y no hay forma de arreglarlo, el ambiente es un personaje más y nos identificamos con los protagonistas, tan diferentes entre sí y tan obsesionados por lo mismo.

Si una cosa se puede decir de Fincher es que es pesimista y que no hace películas para que le gente se tome un respiro fuera de la realidad. En Alien 3 (pésima, opinión que Fincher comparte) si algo estaba claro era que todo estaba jodido, que la gente vivía ahogada por algo; en Seven el personaje de Morgan Freeman es como un pobre fantasma que atraviesa la lluvia omnipresente en toda la película, la lluvia como una capa gris que lo machaca todo, las escenas demasiado oscuras de los crímenes, la única esperanza de la juventud del personaje de Pitt y su relación con su novia y…bueno, habrá gente que no la vio.

Mención aparte merecería El club de la lucha, la mayor patada en los huevos que se ha llevado el sistema desde su epicentro y seguramente una de las películas más infravaloradas de la historia del cine.

Entiendo que en USA no haya tenido éxito Zodiac y me atrevo a decir que aquí tampoco lo tendrá. Esta película no va a gustar a mucha gente, para empezar a los que vean lo que dura y resoplen, 158 minutos que para un servidor no se hacen pesados.

Mucha gente saldrá decepcionada porque no hay tiroteos ni persecuciones ni sorpresas finales ni explosiones…para toda esa mierda está Michael Bay y todos esos. Zodiac no es una película de acción, es un thriller setentero que debe mucho más a Pakula que al mismo Fincher.

Es la historia de una obsesión ya para que uno se meta en ella debe querer obsesionarse, acompañar a los periodistas y a los policías en su búsqueda desesperada, al igual que ellos no ven cómo su entorno se desmorona uno no debería ver cómo pasan los minutos.

Todos hemos estado obsesionados con alguien o con algo y hemos pasado las horas metidos en ello, aunque seguramente no teníamos un porqué claro. Creo que no es difícil entender a las personas que se desvivieron por desenmascarar a Zodiac, gente que buscó pistas concluyentes que nunca llegaron pero que mantienen abierto el caso casi 40 años después.

Que Fincher es un genio del encuadre y de la planificación se sabía con un mínimo de atención y se veía venir que con una cámara digital podía hacer burradas, y ese es uno de los aspectos más destacables  del film, cómo se usan las últimas tecnologías para hacer una genuina película de los 70 con una perfección apabullante.

El comienzo de la película pasará a la historia y me parece un recital de planificación, un manejo de la tensión que te pega al asiento y no te suelta. En general todas las escenas de asesinato son impactantes, reales a la par que mitificadas, desprenden un halo que rodea varias escenas, una sensación de irrealidad que hace más inquietante lo que ocurre.

Las interpretaciones tienen un nivel general notable, destacando probablemente a Koteas, Downey Jr y Gyllenghal. He leído que se destaca mucho a Ruffalo y creo que está bien porque hoy en día es raro que un actor esté mal en esos niveles, se les presupone que saben actuar, lo que pasa es que Ruffalo no tiene..no sé…carisma, carisma suficiente para ser ese detective que impresionó al mismísimo Moqueen, tanto que se dice que se basó en él para su trabajo en Bullit.

En definitiva, la historia de Zodiac merecía una película como esta, si el asesino sigue vivo puede estar orgulloso, aunque después de ver la película me da que no es muy posible,

Permalink :: 65 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Zodiac

Por Tankian - 18 de Mayo, 2007, 18:28, Categoría: Cine

Hablaré sobre la película, simplemente quiero recomendarla porque seguramente desde ya es un gran clásico, una película de culto. Además en USA no ha triunfado, un aliciente más.

Os dejo el trailer.

Permalink :: 98 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Vértigo (no es original, lo sé)

Por Tankian - 10 de Mayo, 2007, 1:17, Categoría: General

Supongo que lo habré dicho más de una vez y más de dos entre este blog y el anterior, y es que tiendo a repetir ciertas cosas, pero quiero decir que no tengo miedo a morir pero sí a ciertas formas de hacerlo.

Hoy leo en la prensa que ayer en Moratalaz (un barrio de Madrid) una mujer de 46 años y su hijo de 14 saltaron desde un quinto piso para escapar del incendio que se había hecho fuerte en su casa. La mujer murió en el acto y el chaval ha muerto esta mañana en el hospital.

Yo de pequeño, y hasta la adolescencia, no tenía miedo a las alturas, carecía del más mínimo indicio de vértigo. Una noche soñé que me acercaba al filo de un piso alto sin barandilla ni nada parecido, me paralizaba y un viento creciente me lanzaba al vacío. Desde que desperté al dejarme los morros en el suelo cayéndome de la cama tengo terror a las alturas, aunque haya un cristal, rejas o cualquier otra barrera; incluso me sujeto las gafas cuando me inclino a mirar desde cierta altura, en ese momento las gafas son una extremidad más y pienso que se van a caer.

Es matemático, me acerco a un mirador, balcón, ventana o algo por el estilo y se me encogen las bolas, es una sensación bastante desagradable, la verdad. El simple hecho de tender la ropa es una aventura, seguramente me he alargado los brazos de tanto estirarlos con tal de no pegarme a la ventana.

Poco antes de ese sueño una chica a la que conocía se cayó por la ventana porque se estaba secando el pelo asomada a la ventana, se le cayó un colgante en la cornisa y se estiró para intentar cogerla. Por un colgante de mierda, qué cosas tiene la vida. Supongo que el sueño tuvo relación con ello, así que creo que fue esa la causa principal de mi repentino vértigo. Supongo que con una terapia se podría solucionar, pero podré vivir sin acercarme a lugares altos, prefiero ver las cosas de frente.

Lo que no entiendo es que no me moleste en absoluto viajar en avión, me gusta mirar por la ventanilla e incluso volviendo hace unos días de viaje tuvimos unas turbulencias de cojones y no lo pasé mal.

El caso es que me imagino en la situación de esa mujer y su hijo y me pongo malísimo, y por mucho que me lo imagine seguro que no llego a acercarme a lo que debieron pasar, como aquellos que se arrojaban desde las torres gemelas.

Parece ser que desde el domicilio hasta la calle había una altura de unos 20 metros y, ante la desesperación de los dos al verse cercados por el fuego, unos familiares sacaron un colchón y lo pusieron en la acera, debajo de la ventana. A situaciones desesperadas…ya se sabe.

Sin ser un experto en física supongo que un simple colchón no amortigua demasiado una caída de 20 metros, y también debe ser algo trabajoso acertar a la hora de tirarse, más en una situación como esa. Si lee esto mi amigo excelentísimo doctor en Física agradeceré alguna explicación que pueda iluminar un poco los oscuros y pantanosos laberintos de mi conocimiento.

La mujer cayó de cabeza a un metro escaso del colchón y, claro está, falleció en el acto. Estoy seguro de que los que estaban abajo no olvidarán en su vida el momento; yo vi  en primera persona cómo una mujer que estaba limpiando una ventana caía desde un octavo y cuando me descuido me vuelve el recuerdo alto y claro, con todos los detalles, la velocidad pasmosa con la que cayó y el sonido a bolsa de basura golpeando el suelo. Ahora que lo pienso de eso también hablé en las memorias del blog anterior…menos mal que los que leísteis ese blog no leéis este y viceversa porque me repito como el ajo, lo cuál significa que tengo poco que contar o una memoria demasiado selectiva.

El chico cayó en el colchón, de pie,  y creo que todos hemos saltado algunos escalones o desde una tapia y hemos caído de pie y hemos sentido ese puto dolor que nos recordaba que eso de flexionar las piernas en la caída es por algo y que los yamakasi caen rodando por practicidad, no solamente por chulear. Imaginaos  caer de pie desde 20 metros en un colchón. El informe del Samur decía que el chico presentaba contusiones por todo el cuerpo, rotura del fémur izquierdo y traumatismo abdominal, una lista demasiado corta, aunque apuesto mis tierras a que ese traumatismo abdominal es mucho peor de lo que suena y que por eso ha muerto.

Desde esa ventana el colchón sería como la piscinita enana de los dibujos del correcaminos, se debe estar muy asustado para ver esa mancha en el suelo como una salida, debe ser un terror tan intenso que creo que se salvan tan pocos de esas caídas porque es antinatural recuperarse de ese horror. Si a los que ven caer a alguien se les queda grabado cómo debe ser los que caen y se sobreviven.

En fin, en futuras ocasiones hablaré de mis otras formas chungas de morir, como ahogado, quemado o torturado, esta última con el añadido de presenciar antes la tortura y muerte de algún ser querido sin poder hacer nada y sabiendo que luego vas tú…será muy divertido hablar de esas cosas, amiguitos.

Permalink :: 43 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

ce la mort

Por Tankian - 8 de Mayo, 2007, 0:13, Categoría: General

Los difuntos protestan en sus sepulturas, en Pêre Lachaise, porque están hacinados, para ellos el más allá es un vagón de metro en el que el olor a sobaco es una reminiscencia encantadora, es como el olor a chocolate caliente de la infancia para los muertos.

Los escritores braman citas y blasfemias de tumba a tumba, aunque no pueden verse al no conseguir mover los párpados sí que se escuchan. Los escritores difuntos están enterrados los unos cerca de los otros y tantos años de ojos cerrados los conservan como murciélagos, capaces de saber quién ronca y quién no, cuál se mofa de algún verso o quién llora como un niño algunas noches, todo ello con un margen de error bastante minúsculo.

Uno de ellos se cisca en los muertos (mejorando lo presente, añade) del español Manrique por esas coplas a su puñetero padre con todo eso de que el rico y el pobre acaban en el mismo mar y esas cosas. Qué se lo cuenten a ellos, míseros bohemios que murieron con la botella en la mano de sífilis, de frío o de lo que la ruleta marcara en ese instante; todos enterrados en ataúdes de baratillo que se pudrieron hace muco tiempo…que uno está muerto, sí, pero no es digno estar tragando barro una noche sí y otra también.

Los ricachones están en sus ataúdes de pino, de roble y hasta de mármol, tan a gustito dentro de lo que cabe en sus mausoleos horteras con las estatuas empujándose entre ellas, agobiadas en su quietud.

Los nuevos no son bien recibidos porque quitan lustre al camposanto, y es que los visitantes no van a ver tumbas relucientes del año pasado, si no a admirar las viejas lápidas, a mucha honra viejas e históricas que clama a quien quiera escuchar el propietario de una pequeña tumba de finales del XVIII. Y es que a nadie interesa las historias sobre aviones y aparatos de los recién llegados, no es ese el ambiente que se quiere respirar bajo aquella tierra.

Los hay que siguen subidos en el pedestal y cuentan las visitas a su morada, y los flashes de las cámaras son para ellos una palmadita cariñosa en su esquelética espalda, y saludan a voz en grito mientras los vecinos se burlan <<eso eso, grita hija, a ver si te oyen>>. Y la Piaf llora teatralmente porque sabe que sus convecinos no le hacen ya ni caso a ese amargor suyo tan pregonado, ya ni siquiera escuchan sus canturreos, que fueron todo un acontecimiento en los años que siguieron a su entierro por esos lares. Cuando se cansa no se escuchan los gemidos lastimeros de Edith, pero siguen por dentro, seguro.

Por la parcela 6 sigue el runrún  de que Morrison a veces habla o entona alguna cosa o eructa u otras cosas. El señor cuya tumba se toca con la del ya mencionado no hace ni caso de las historietas porque nunca en su muerte ha oído ni un soplido en el agujero que hay justamente tras su coronilla, y si puede hablar tranquilamente con los demás de la zona no será por su dureza de oído, que lo conserva divinamente.

Los que reposan alrededor de Fred Chopin le oyen silbar cosas que compone, y es que se pasa las horas componiendo más que hablando, y es que alguna vez comenta que no le gusta estar enterrado ahí  y por eso ofrece dos opciones, componer o enfurruñarse, así que casi siempre compone, y como no hace otra cosa lo memoriza todo.

Lo malo de estar enterrado allí son los niños, y no porque sean revoltosos y no haya forma de tenerlos controlados, ojalá. Lo que ocurre es que los niños cuanto más pequeños mueren peor lo pasan después. Los hay que llevan dos siglos allí y siguen llorando de puro pánico a la oscuridad y al escuchar hablar a los muertos por todos los puntos cardinales. También les pasa eso a gente mayor que en vida se había obsesionado con la muerte, aterrados ante la idea de que llegaría algún día. Y claro, llega y es como si su agonía se prolongara, para siempre. Y no digamos ya si además de obsesionados tenían miedo a la oscuridad.

Un barón o conde o algo por el estilo está enterrado de pie en una pequeña casita  y tiene atado al dedo corazón de la mano derecha un cordel que está enganchado a una campanilla que asoma fuera de la construcción, justo por encima del tejado. También tiene dos velas gordas y unos fósforos metidos en una caja metálica. Realmente es angustioso escuchar sus alaridos de pura rabia al no poder mover ni un átomo de su cuerpo (inexistente ya, pero eso también lo desconoce) para hacer sonar la campanilla (a veces sueña con su delicado sonido, incluso los silbidos de Chopin son para él aguijonazos de desesperanza) y mucho menos para encender las velas. El pobre está convencido de que ha despertado de un ataque de catalepsia y hace oídos sordos a los comentarios de los demás, ya que de por sí no acepta que sean muertos los que le aconsejan.

El hombre sigue haciendo fuerzas para mover un dedo, con pausas y medida para no acabar manchando los pantalones, que bastante tienen ya en Paris con lo que van dejando los caballos por la calle.

Ah, los caballos, lo primero que haré al salir de aquí será ir a casa en un carruaje.

En cuanto mueva el dedo.

 

Permalink :: 81 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Otros mensajes en Mayo del 2007

Blog alojado en ZoomBlog.com