El Blog

PONME EN FAVORITOS

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Categorías

Sindicación

El Tiempo Madrid / Barajas
Alojado en
ZoomBlog

Vértigo (no es original, lo sé)

Por Tankian - 10 de Mayo, 2007, 1:17, Categoría: General

Supongo que lo habré dicho más de una vez y más de dos entre este blog y el anterior, y es que tiendo a repetir ciertas cosas, pero quiero decir que no tengo miedo a morir pero sí a ciertas formas de hacerlo.

Hoy leo en la prensa que ayer en Moratalaz (un barrio de Madrid) una mujer de 46 años y su hijo de 14 saltaron desde un quinto piso para escapar del incendio que se había hecho fuerte en su casa. La mujer murió en el acto y el chaval ha muerto esta mañana en el hospital.

Yo de pequeño, y hasta la adolescencia, no tenía miedo a las alturas, carecía del más mínimo indicio de vértigo. Una noche soñé que me acercaba al filo de un piso alto sin barandilla ni nada parecido, me paralizaba y un viento creciente me lanzaba al vacío. Desde que desperté al dejarme los morros en el suelo cayéndome de la cama tengo terror a las alturas, aunque haya un cristal, rejas o cualquier otra barrera; incluso me sujeto las gafas cuando me inclino a mirar desde cierta altura, en ese momento las gafas son una extremidad más y pienso que se van a caer.

Es matemático, me acerco a un mirador, balcón, ventana o algo por el estilo y se me encogen las bolas, es una sensación bastante desagradable, la verdad. El simple hecho de tender la ropa es una aventura, seguramente me he alargado los brazos de tanto estirarlos con tal de no pegarme a la ventana.

Poco antes de ese sueño una chica a la que conocía se cayó por la ventana porque se estaba secando el pelo asomada a la ventana, se le cayó un colgante en la cornisa y se estiró para intentar cogerla. Por un colgante de mierda, qué cosas tiene la vida. Supongo que el sueño tuvo relación con ello, así que creo que fue esa la causa principal de mi repentino vértigo. Supongo que con una terapia se podría solucionar, pero podré vivir sin acercarme a lugares altos, prefiero ver las cosas de frente.

Lo que no entiendo es que no me moleste en absoluto viajar en avión, me gusta mirar por la ventanilla e incluso volviendo hace unos días de viaje tuvimos unas turbulencias de cojones y no lo pasé mal.

El caso es que me imagino en la situación de esa mujer y su hijo y me pongo malísimo, y por mucho que me lo imagine seguro que no llego a acercarme a lo que debieron pasar, como aquellos que se arrojaban desde las torres gemelas.

Parece ser que desde el domicilio hasta la calle había una altura de unos 20 metros y, ante la desesperación de los dos al verse cercados por el fuego, unos familiares sacaron un colchón y lo pusieron en la acera, debajo de la ventana. A situaciones desesperadas…ya se sabe.

Sin ser un experto en física supongo que un simple colchón no amortigua demasiado una caída de 20 metros, y también debe ser algo trabajoso acertar a la hora de tirarse, más en una situación como esa. Si lee esto mi amigo excelentísimo doctor en Física agradeceré alguna explicación que pueda iluminar un poco los oscuros y pantanosos laberintos de mi conocimiento.

La mujer cayó de cabeza a un metro escaso del colchón y, claro está, falleció en el acto. Estoy seguro de que los que estaban abajo no olvidarán en su vida el momento; yo vi  en primera persona cómo una mujer que estaba limpiando una ventana caía desde un octavo y cuando me descuido me vuelve el recuerdo alto y claro, con todos los detalles, la velocidad pasmosa con la que cayó y el sonido a bolsa de basura golpeando el suelo. Ahora que lo pienso de eso también hablé en las memorias del blog anterior…menos mal que los que leísteis ese blog no leéis este y viceversa porque me repito como el ajo, lo cuál significa que tengo poco que contar o una memoria demasiado selectiva.

El chico cayó en el colchón, de pie,  y creo que todos hemos saltado algunos escalones o desde una tapia y hemos caído de pie y hemos sentido ese puto dolor que nos recordaba que eso de flexionar las piernas en la caída es por algo y que los yamakasi caen rodando por practicidad, no solamente por chulear. Imaginaos  caer de pie desde 20 metros en un colchón. El informe del Samur decía que el chico presentaba contusiones por todo el cuerpo, rotura del fémur izquierdo y traumatismo abdominal, una lista demasiado corta, aunque apuesto mis tierras a que ese traumatismo abdominal es mucho peor de lo que suena y que por eso ha muerto.

Desde esa ventana el colchón sería como la piscinita enana de los dibujos del correcaminos, se debe estar muy asustado para ver esa mancha en el suelo como una salida, debe ser un terror tan intenso que creo que se salvan tan pocos de esas caídas porque es antinatural recuperarse de ese horror. Si a los que ven caer a alguien se les queda grabado cómo debe ser los que caen y se sobreviven.

En fin, en futuras ocasiones hablaré de mis otras formas chungas de morir, como ahogado, quemado o torturado, esta última con el añadido de presenciar antes la tortura y muerte de algún ser querido sin poder hacer nada y sabiendo que luego vas tú…será muy divertido hablar de esas cosas, amiguitos.

Permalink :: 43 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com