El Blog

PONME EN FAVORITOS

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Categorías

Sindicación

El Tiempo Madrid / Barajas
Alojado en
ZoomBlog

31 de Julio, 2007

El actor perfecto

Por Tankian - 31 de Julio, 2007, 10:40, Categoría: Cine

Hace unos días escribía aquí sobre Al Pacino y su rivalidad, más desde fuera que por ellos mismos, durante toda su carrera. En un punto del artículo daba unos ejemplos de actores que podrían representar a diferentes generaciones y en el último grupo incluí a Daniel Day-Lewis, y aunque sus compañeros de línea me parecen todos grandes intérpretes creo que el tío Dany es un caso aparte.

Está claro que no se puede ser categórico en casi nada porque uno siempre corre el riesgo de equivocarse o al menos de exagerar. Voy a permitirme la licencia y diré que el señor Day-Lewis me parece el actor más apabullante de la historia del cine. Véase el detalle, no he dicho el mejor para que la licencia no fuera demasiada.

Yo soy un cinéfilo tardío, de pequeño me tragué muchísimos clásicos porque era lo único que podía verse en la tele y los recuerdo casi todos tras cortinas de tedio y cabezadas con babilla, de ahí que no me atraiga la mayoría del cine de la llamada época dorada de Hollywood, salvo honrosísimas excepciones.

Cuando ya tenía 8 o 9 años empecé a devorar películas gracias a dos descubrimientos: mi vecino Eduardo, que era un videoclub andante, y los videoclubs, que eran, junto a la biblioteca del parque Lo Morant, mis particulares refugios.

Recuerdo cuando estuve tres días desde que salía del colegio hasta que cerraba en la biblioteca de la Plaza de Argel esperando a que me devolvieran Batman, ya que había leído el libro de la peli y me parecía muy adulto ver la peli del libro. Como mi madre no sabía que pasaba las horas allí y no en casa de mi amigo Gonza, tal y como le había contado, cuando se enteró me castigó…efectivamente, el castigo fue no ver la película.

El caso es que desde esa edad veía todas las películas que podía pero no me interesaba más allá, los únicos actores que reconocía eran Stallone, Swarzenegger y Brigitte Nielsen. Con la llegada al instituto descubrí la biblioteca de Virgen del Remedio, donde iba a menudo a sobarle el culo a una bibliotecaria a la que le gustaba que se lo sobaran y a leer el fotogramas, que fue para mí lo nunca visto. Gracias a ella cuando descubrí a Daniel Day-Lewis ya tenía un fondo de armario cinéfilo suficientemente coqueto.

Fue en una noche de 1993, la luna se asomaba perezosa tras los jirones de nube cuando yo…en fin, que estaba de visita en Madrid, me aburría porque tenía 15 años y se supone que a esa edad te aburren los mayores y decidí irme al cine a la sesión de las 22:30 al cine Benlliure, el cuál creo que ya no existe.

La película era “En el nombre del padre”  de Jim Sheridan, y realmente no la elegí porque ese era el único cine cercano a la casa de mi tía y por tanto el único al que me dejaban ir solo a esas horas. Me sonaba del Fotogramas pero muy a lo lejos, así que entré sin esperar nada.

Hoy día me sigue pareciendo un peliculón espectacular la mires por donde la mires, por su historia, su ritmo, su banda sonora, sus interpretaciones…pero aquella noche lo que destacaba era el protagonista, el melenudo.

Desde la primera vez que sale en la pantalla noté que tenía fuerza, algo especial; en la parte del interrogatorio ya estábamos media platea pegados al respaldo, pero la escena que me ganó para siempre fue una que parece ser que alucina a alguien más porque la he encontrado en el youtube. En versión original, como debe ser, este es Gerry Conlon (Day Lewis) recibiendo a su padre Giuseppe (el enorme Pete Postlewite) en su celda.

Hay otra escena que siempre que la veo me pone los pelos de punta pero no la encuentro, a ver si la recorto, la subo y la pongo por aquí. Si habéis visto la película es aquella en la que habla de cómo pasa el tiempo en la cárcel mirando como gotea el grifo y a continuación comienza a enrollarse una cinta en la cabeza…im-prezionante.

Creo que aquella epifanía fue el verdadero punto de salida de mi yo cinéfilo, que el interés por aquel actor me llevó a interesarme por lo que había más allá de las películas que veía.

Mucha gente que reconoce el alto nivel que mantiene Day-Lewis apuntan a continuación que con lo poco que trabaja es más fácil, si bien con ello puede que tenga menos posibilidades de hacer papeles malos pero también de hacer aún más papeles buenos, quién sabe.

Televisión y apariciones cortas aparte habrá hecho unas 15 películas más o menos ( como curiosidad, uno de sus primeros papeles con frase fue en “Ghandi”, donde es un racista que se encara con Ghandi), y yo diría que de esas al menos 7 son grandísimos trabajos: “Mi hermosa lavandería” (esa dualidad, ese  chico tan duro, tan frío, y luego tan apasionado y tan sensible), “Mi pie izquierdo” (la había visto en la tele antes de ver “En el nombre del padre” y estaba convencido de que el actor realmente era tetrapléjico. Su único oscar hasta la fecha.), “En el nombre del padre” (su segunda nominación), “The boxer” (quizá la menos visual pero de una complejidad enorme, muy poderosa), “Gangs of New York” (incluso los que desprecian la película le destacan. Seguramente el villano más real y odioso que he visto en una pantalla. Su tercera nominación), “La edad de la inociencia” (primera con Scorsese y una de las pocas películas de época que me gustan. Otra lección de interpretación minimalista) y “La balada de Jack y Rose” (tiene como 2 o 3 años, está dirigida por su mujer, hija de Arthur Miller, y o no se ha estrenado en España o se hizo de puntillas. Un trabajo impresionante).

Luego tiene algunas cosas como la versión de “Motín a bordo” que hizo con Anthony Hopkins, “El último mohicano” ( si bien la película no es de mi gusto creo que no se puede hacer más potente ese papel) o una película interesante como es “La insoportable levedad del ser”.

En resúmen, que me parece el mejor actor que he visto y además me mola ese carácter que dicen tiene, muy suyo. El hombre se cansó del cine y se fue a trabajar de zapatero a Florencia, y tuvo que ser el mismísimo Scorsese el que le convenciera para volver.

A finales de este año o principios del próximo llega su último trabajo, dirigido por Paul Thomas Anderson ( el que parió esa maravilla llamada “Magnolia”). Con esos dos juntos si hace casi 20 años me pasé las horas en el videoclub por Batman qué no haré delante del emule por esa película…iré pensando en algo raro.

Permalink :: 77 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com