El Blog

PONME EN FAVORITOS

Calendario

<<   Agosto 2007  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Categorías

Sindicación

El Tiempo Madrid / Barajas
Alojado en
ZoomBlog

Hortera a la moda

Por Tankian - 2 de Agosto, 2007, 0:06, Categoría: General

Es conocido para cualquier lector de las columnas de de Pérez Reverte su particular sufrimiento al llegar verano con la indumentaria que puede uno encontrarse por las calles de España. Yo soy un dejado total y absoluto con el tema de la ropa pero también tengo mi corazoncito y este sufre con alguna que otra visión horrenda.

Teniendo en cuenta que hablo como un pordiosero de la moda al que se la sopla la misma debo advertir que soy muy radical al ver el pelo en ojo ajeno con la peaso de cutre viga que tengo en el propio. Lo poco que me fijo en la ropa de los demás y no me gusta no me gusta a rabiar.

Normalmente, desconozco la razón, me fijo en los atuendos de las mujeres con las que me cruzo, si bien recalco que normalmente no suelo prestar atención a los trapos que tapan a la gente, y no poso mi mirada en ningún tipo a no ser que resplandezca con tal fuerza su mal gusto que no sea capaz de resistirme.

Partamos de una idea que tengo muy clara, y es que el cuerpo de una mujer es bonito con un margen muy amplio, ya que me sigue pareciendo bonito aunque se aleje de mi ideal. Un pecho demasiado prominente o unas piernas demasiado delgadas pueden hacerme perder el interés, pero tiene tantos puntos atractivos el cuerpo femenino que no necesito de una perfecta comunión de los elementos para volver la cabeza.

Igualmente claro tengo que el cuerpo masculino me parece feo prácticamente siempre, nunca bonito, desde un obeso (creo que los cuerpos obesos no tienen sexo cuando pasan un límite)  hasta uno fibroso me parecen poco atractivos en su antagonismo. Un cuerpo bien proporcionado si es agradable aunque sea de un tío, pero uno suele ver o demasiado gordos o vigoréxicos, así que hoy por hoy no corro un gran riesgo de cruzar la acera. Para mí los tíos son patas peludas con chanclas.

Aunque no sean exclusivas del verano hay dos prendas que creo que en su horripilante confección se pueden cargar un cuerpo precioso en un periquete. Hablo del tanga y del pantalón pirata.

Sé que debería fliparme el tanga, por eso se venden miles de especiales tanga del Man y todos los culos que salen en los anuncios playeros rebotan con la tirita de tela oculta entre los cachetes. Pues no, me parece bastante más erótico y estético algo tan normalito como una braga o braguita (queda mas caqui), será que he crecido idolatrando los traseros femeninos con la consabida braguita y la aparición del tanga chirría en mis esquemas. Además, qué diferencia hay entre un culo con tanga o sin nada?…ni idea.

Lo del pantalón pirata es el horror en la tierra, la forma más efectiva de cargarse una pierna bonita, deformándola presa de una ilusión óptica que tiemblo solo de imaginar su origen diabólico. He visto fotos de modelos con o sin pantalón pirata  y es evidente que algún diseñador sociópata debe estar rebuznando por haberla colado de mala manera. También los llevan ahora los chicos, pero como tampoco hay tanto que estropear no es para morirse la cosa.

Otra horterada de gusto nulo es esa moda de llevar pantalones y encima una falda o un vestido. Seguramente Inés Sastre, Jennifer López o alguna de estas pájaras fueron fotografiadas a medio cambiar y se entendió que era lo más cool. Antes era más rollo jipiesco y alternativo pero ahora las pijas conjuntan los Levis con los floreados vestidos de verano con alegría, y eso que yo pensaba que los vestidos de verano se llaman así porque son más frescos, y con unos vaqueros puestos el fresco pasa poco. Y eso hace imposible uno de los pocos  placeres que puede dar el verano, el estar en un sitio público y que un simple movimiento de piernas permita que la brisa te refresque el epicentro.

Una cosa que se me acaba de ocurrir hablando de los jipiesco…es curioso que los hippies, heavies, bakalas, punkies, siniestros,etc…se vistan de forma distinta para no parecerse al resto y al final van iguales que todos sus compis. Es una gilipollez pero me parece curioso ese afán por individualizarse, diferenciarse de una masa para ser un punto más en otra.

En fin, que somos muy horteras y si uno lo es pero no le importa cojonudo, como es mi caso, lo peor es los que quieren ir a la moda y se gastan una pasta en ropa para luego ser igual de hortera o más, eso sí, hortera a la moda.

Permalink :: 77 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com