El Blog

PONME EN FAVORITOS

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Categorías

Sindicación

El Tiempo Madrid / Barajas
Alojado en
ZoomBlog

Septiembre del 2007

Cap XV

Por Tankian - 25 de Septiembre, 2007, 11:03, Categoría: PROYECTO KICKAPOO

XV

El teléfono despertó a Charlie, la hora del salvapantallas se enfocó al frotarse los ojos, eran las 2:30 de la madrugada. Estuvo a punto de caer, no recordaba que se había dormido en la silla. Al girarse a su izquierda sus ojos pasaron por un instante por la puerta de la librería.

Había alguien afuera. Cuando volvió a dirigir la mirada a ese punto las sombras que proyectaban las nubes al tapar la luna eran lo único que se movía en el exterior.

Descolgó sin apartar la mirada de la puerta:

-¿Sí?

-Señor Combs…Charlie…

-¿Gaunt?, Geoffrey,…es muy tarde, ¿ha ocurrido algo?

-Estaba paseando a la luz de la luna y me acordé de usted

-Me alegro, Geoffrey, pero estaba durmiendo, he tenido un día hasta arriba de trabajo

-Salí a dar una vuelta pero ahora simplemente camino y no me gusta cómo huele el aire…

-Gaunt, creo que debería acostarse

-…porque yo pensaba que no volvería a oler ese jodido cementerio y aquí huele igual. Me apetece bailar, quizá hay algún club por esta zona del pueblo, no lo conozco

-Mire, voy a colgar. Mañana le llamaré y nos ponemos un poco al día, ahora mismo no me encuentro con fuerzas para charlar y los dos sabemos que usted tampoco está en condiciones.

-Hay alguien esperando el autobús, Charlie, le voy a pedir un cigarro…

Charles colgó. Apagó el ordenador y encendió la luz de la escalera antes de apagar la lámpara del mostrador; cuando pensó en ello se dio cuenta de que no había hecho algo así desde que vio El exorcista en la tele siendo muy pequeño. Sinceramente, no entendía la relación entre una niña que se masturba con un crucifijo y una llamada de Gaunt borracho.

Cuando iba por la mitad de la escalera el teléfono empezó a sonar, el primer timbrazo sonó como si alguien le gritara pegado a su nuca, giró con tal violencia que a punto estuvo de caer por segunda vez en pocos minutos. Se apoyó en la pared y tras un par de segundos decidió contestar en la habitación. El teléfono sonaba muy alto, demasiado.

Corrió por el pasillo encendiendo las luces que encontraba a su paso, cuando tocó el auricular el volumen bajó visiblemente, o eso le pareció. Se quedó en cuclillas con la mano en el teléfono confiando en que dejaría de sonar. Al tercer timbre descolgó:

-Geoffrey, le dije…

-He hablado con ese hombre

-Me parece perfecto, pero de verdad necesito dormir un poco

-Me ha dicho que estoy muerto, Charlie, y creo que es verdad- un escalón crujió al final del pasillo, Charles se sentó en la cama

-Geoffrey, a la luz de día nos reiremos de esta conversación-

-Oh, Charles, no es justo- Gaunt sollozaba, su voz tenia eco. Charles habría jurado que el eco era la voz de Laura- yo me fui de allí, me lo estaba pasando condenadamente bien y me han cogido, y ahora tengo mucho miedo porque está llegando gente a la parada del autobús y muchos lloran

-Haga una cosa, cuelgue y llame a emergencias, en un par de minutos alguna patrulla le recogerá-

-Esa es otra cosa, Charlie, no llevo el móvil encima; no sé cómo diablos estoy hablando contigo, hijo.

-Geoffrey, dígame si ve la placa con el nombre de la calle, el nombre de alguna tienda…algo. Voy a llamar yo, no se mueva de ahí

-La chica- una voz de mujer susurró algo al otro lado de la línea, Gaunt tragó saliva sonoramente

-¿La chica?, no le entiendo

-Dice que está subiendo por la escalera

Un ráfaga de aire entró por la puerta de la habitación, Charles dejó caer el teléfono, que golpeó contra le mesilla de noche, se oía el pitido de la comunicación interrumpida. Un golpe sordo sonó en las escaleras, Charles se levantó, se le puso la piel de gallina en todo el cuerpo.

-¿Hola?-se sintió ridículo, lo peor es que su voz le dio miedo.

Entonces se fue la luz.

Permalink :: 135 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Murmullos

Por Tankian - 21 de Septiembre, 2007, 0:58, Categoría: Paranoids

Voy a presentar un relato a un concurso convocado por una web, como no se me ocurría nada nuevo he cogido algo que escribí en este mismo blog,  breve y que me dejó bastante contento  y lo he estirado hasta destrozarlo:

Se acercó a la ventana mientras intentaba centrarse el nudo de la corbata con unos dedos anestesiados y torpes que podían pertenecer a cualquiera. Su reflejo en el cristal se adivinaba como un fantasma, el rostro blanco, el traje oscuro casi invisible.

El cielo se aclaraba tras las azoteas, resistían algunas estrellas temblorosas, se partía el firmamento entre la noche y el amanecer, los colores no eran bellos, si no tristes y fríos.

Tras la puerta de la habitación los murmullos llegaban desde la cocina, los ruidos más nimios le parecían amplificados como si el pasillo fuera infinito. Los siseos de las faldas al agitarse, el tintineo de las tazas entrechocando, la catarata del café desde la cafetera, todos ruidos obscenos, mal disimulados, jocosos…los murmullos hablaban sobre él, sonaban como un grupo de ancianas enlutadas en la iglesia, como su abuela rezando el rosario cada noche el acostarle, la letanía que se arrastraba, las cuentas de madera en su mano rasposa.

Se sentó al borde de la cama y tensó la espalda a la espera de su abrazo, de sus manos ardiendo en sus brazos, sus senos en la espalda, un buenos días esbozado, un beso en la nuca, su aliento. Entre los murmullos de la cocina creyó percibir una risilla ahogada por unos dientes apretados, las gotas de café contra el suelo. Se levantó de un salto, se giró, levantó las sábanas, palpó para asegurarse, suspiró.

Pasó un rato agarrando el pomo de la puerta, se sentía como aquellas veces en las que su madre le compraba ropa ridícula y le obligaba a ponérsela para que le vieran las vecinas, le ardía la cara.

Al abrir la puerta el pasillo le pareció efectivamente más largo, en el otro extremo la puerta de la cocina estaba abierta y las cabezas giraron, crujieron los cuellos oxidados. Allá a lo lejos la cocina parecía una pantalla y la gente vestida de negro que le miraba era un conjunto escultórico, una horda de almas a las que él observaba con temor.

Bajó la mirada y se metió en el cuarto de baño, cuando cerró la puerta los murmullos volvieron más graves, más evidentes.

Abrió el grifo del agua fría, tapó el desagüe y lleno el lavabo hasta que el agua  amenazó con desbordar. Dobló la corbata hacia su espalda y metió la cara en el agua con los ojos cerrados, las orejas asomaban y los sonidos burbujeaban.

Quitó el tapón y se secó los zapatos, cuando el agujero se tragó el agua acercó la boca y le llamó en voz baja. Pegó una oreja, se mojó, era agradable. No le contestó.

Salió del  baño y entró en la cocina, se encogió pero cuando sintió el primer abrazo rompió a llorar. Todos  le abrazaban y le empujaban hacia otros brazos, le pasaban de un abrazo a otro, él lloraba mareado. Una mano caliente le secó  las lágrimas.

Cuando el féretro comenzó a descender con un zumbido él se soltó de los brazos que le sujetaban para que no se derrumbara; al liberarse las piernas se le doblaron y necesitó apoyarse en un hombro para no caer. La última flor de la corona desaparecía de su vista cuando se irguió y se acercó al borde del agujero. Los murmullos eran ahora gritos  y cacareos, varias personas dieron un paso adelante para agarrarle, el cura carraspeó y bajó su librillo unos centímetros. Él levantó la mano y su palma les calmó.

Sacó el anillo y se lo llevó a los labios, el sol le arrancó un pequeño resplandor a los restos de saliva. Se arrodilló, el féretro estaba cerca, el hoyo no era demasiado profundo y eso le tranquilizó.

<<Cariño, escúchame, (una ráfaga de aire agitó las flores de la corona, el lazo acarició la tapa), ¿quieres ser mi esposa, cariño? Sé que suena estúpido, pero necesito que me contestes>>

Abrió la manó, el anillo golpeó la madera, giró de pie varias veces y quedó inmóvil. Se levantó y se dejó llevar por una multitud de brazos de llantos fingidos, volvió la vista, a esa distancia no se advertía el agujero en la hierba.

En el coche pegó la frente a la ventanilla, sus padres se susurraban cosas delante y su abuela le agarraba una mano, estaba tan fría, le daba angustia. Cuando llegaron la frente le dolía; bajó del coche sin despedirse, escuchó cómo se alejaba cuando giró la llave en la portería.

Abrió el buzón y todas las cartas para ella las dejó dentro, solamente cogió un folleto de publicidad en el que la gente reía enseñando los dientes. Al cerrarlo cogió la etiqueta con sus nombres, el buzón quedó huérfano y abierto.

En el ascensor pulsó el botón y mientras subía alargó su brazo izquierdo para rodearle la cintura, su brazo dibujó la curva y cayó fulminado, su mano inerte golpeo su cadera.

Entró en la casa y el silencio le apretó la nuez, tragó saliva, cerró al puerta y se apoyó en la pared con las llaves colgando de un dedo. Se escurrieron y sonaron como un plato al romperse.

En el salón el contestador parpadeaba, el piloto rojo parecía la boquilla de un cigarro encendido entre unos labios obsesivos. Se acercó y pulsó la luz.

Crepitar, un golpe.

Su voz.

<< Sí >>

 

 

Permalink :: 155 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

...And Justice for All

Por Tankian - 20 de Septiembre, 2007, 0:30, Categoría: General

Aquella posibilidad de cambio de trabajo parece que es hoy más lejana que ayer, ya que para la selección que está realizando la empresa me han descartado, y eso que el currículum no lleva foto. Luego la coletilla de “le tendremos en cuenta para otros procesos de selección” y a otra cosa butterfly. Uno no se aclara, te pueden descartar por no tener experiencia o por tener demasiada y, ahí reside mi pecado, demasiado heterogénea; y yo que pensaba en mis años mozos que currar de todo un poco me enriquecía como persona y  me abría un abanico de posibilidades, al menos así era la cosa por entonces en mi entorno, pero ahora hay que especializarse, ser la hostia en algo y nulo en lo demás…es el sistema, que me ha pillado a contrapie.

Pero bueno, no se acaba el mundo, lo que tenga que pasar pasará, y puede que cuando pase yo ande firmando libros en alguna feria, viviendo en el monte o en un puto iglú paseando a mi foquita, quién sabe.

Después de este comienzo ególatra que me ha salido sin querer vamos al tema que me ha hecho abrir el Word: la excarcelación del violador de Vall d’Hebrón.

Este personaje fue condenado a más de 300 años de prisión por sus atrocidades, ha cumplido 16 y sale a la calle con los psicólogos advirtiendo que no se ha reformado, que no sería extraño que reincidiera. Y claro, el hombre tendrá que vivir de algo, y para eso estamos nosotros, para pagar con nuestros impuestos su reinserción.

En casos como este andamos en el filo de la navaja, es muy fácil caer en extremos, en generalizar, hacerse el tolerante o el duro. Como no soy especial yo también caigo hacia un lado y generalizo sabiendo de antemano que soy injusto. La mayoría de las cosas que diga son afirmaciones absolutamente subjetivas y si suenan a verdad absoluta es porque con estos personajes no me apetece medir mis expresiones.

Los violadores reincidentes no se pueden curar, son monstruos que no pueden convivir con el resto de la gente y que tienen que morirse en prisión rodeados de gentuza como ellos, ni siquiera deberían mezclarse con ladrones o camellos.

No podemos referirnos a argumentos científicos porque hay tantos como profesionales que les estudian, por lo tanto defendamos la posición que defendamos encontraremos un estudio que nos apoye.

No hace mucho volvía a las noticias el caso de Sandra Palo, una chica madrileña con cierto retraso mental que fue secuestrada por unos hijos de perra que la violaron, le pasaron por encima con el coche varias veces y, viendo que seguía respirando, se fueron a por gasolina, volvieron y la quemaron viva.

Uno de los  asquerosos bastardos que le hicieron eso ha pasado 4 años en un centro para menores y con eso y un bizcocho ya es libre. La madre de Sandra le esperaba fuera para gritarle cuatro verdades y tanto la policía como el juez le engañaron y sacaron al nene de madrugada y a escondidas, para que no sufra el pobre.

También contaba ayer una chica cómo un tiparraco la secuestró, la llevó a un descampado y allí le violó dos veces, le pincho la garganta y, creyéndola muerta, la enterró entre unos arbustos. La chica consiguió salir viva y a los dos años se entera de que ha habido  un error (esa vergonzosa frase de “Hecha la ley, hecha la trampa”) por el que el violador sale en libertad. La víctima acude a pedirle explicaciones al juez y este le dice que ha hablado con él y que es buen chico, que debe perdonarle. No comments.

Casos como estos a puñados, porque cuando leemos estadísticas de violaciones vemos números, pero son historias como estas y más terroríficas. Y en muchos de esos casos se repite un detalle, que los agresores les dicen a las víctimas que hagan lo que hagan a los cuatro días estarán fuera, y lo jodido del tema es que tienen razón.

En el mismo programa en el ayer trataban estos casos no faltaba ningún estereotipo, incluyendo a la feminista enloquecida que culpaba de las violaciones a internet, al porno y a la imagen de la mujer como objeto que en esos contextos se difunde, imagen que sirve como excusa para estos  violadores. Claro, las violaciones están en alza con internet y el cine porno, antes eran algo extraño, si es que existían. Ahora resulta que la enfermedad o la pura maldad no reside en la persona, si no en una foto o una película con chicas desnudas. Resulta que si en una película una actriz se cepilla a tres tíos está diciendo que hay que forzar a las mujeres a que hagan lo mismo, por lo que las escenas con atracos incitan a robar y las superman a tirarse por la ventana con el mantel atado a la espalda.

Esta gente tan llena de rabia hace mucho daño y tienen la mirada llena de mierda como los violadores, con la infinita salvedad de que ellos violan y matan y ellas se limitan a hablar o gritar, que hoy por hoy no suele ser delito.

Yo he visto muchísimo porno y veo mujeres que rezuman sexualidad y no he violado a nadie, al igual que veo hombre objeto, cada vez más, y no por ello veo hordas de mujeres forzando a hombres en los callejones. Mientras desviemos la culpa no solucionaremos nada.

Los violadores a la cárcel de por vida y punto, que se lo piensen antes de hacerlo, si les apetece oler sangre que se machaquen la cabeza en la pared, si no les pasa ya se morirán y todos podremos dormir un poco más tranquilos.

 

 

Permalink :: 66 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Tankian is back, again

Por Tankian - 19 de Septiembre, 2007, 0:31, Categoría: General

Vuelta a la rutina, otra vez más de lo mismo pero peor, hay dos nuevos en el curro y no parecen muy listos, hay cosas cambiadas de sitios y otras sin hacer, pero en esta ocasión algo ha mejorado, y es que me la suda.

Existe en el horizonte la posibilidad de cambiar de trabajo, como ya comenté en este blog, y ante esa posibilidad mi laxitud nerviosa en el ambiente laboral es más laxa si cabe. Es más, aún si ese cambio no se produce no voy a preocuparme más, me gusta esta actitud contemplativa, no implicarse descansa mucho

En estas casi dos semanas no he hecho nada especial, con el paréntesis fabuloso de tres días en Paris, un Paris con unos 20 grados de máxima, que es el que me pone, no el de los sudores del pasado abril. Además, hemos usado sabiamente el metro y hemos paseado, no peregrinado, algo que en el viaje anterior confundimos.

Salvo esos tres días me he dedicado a ver películas, leerme un libro y empezar otro, leerme un par de revistas, jugar mucho al FIFA (por primera vez tengo más victorias que derrotas, justo ahora que saldrá a la venta el FIFA 08, con el consiguiente cambio de juego online, pero más vale tarde que nunca) y ante todo tocarme los huevos.

Cierto es que mi tocada huevil no ha sido del todo ejemplar porque no he conseguido pasar ni un día sin salir a la calle como pretendía, si no era para hacer la compra era para comer o cenar por ahí o para cualquier cosa.

El libro que he leído es “El traje del muerto” (título original “Heart Shaped Box”, que vivan los traductores) de Joe “ElhijodeStephenKing” Hill y ciertamente hacía muchísimo tiempo que no pasaba algo de canguele leyendo un libro, probablemente desde alguna novela de su padre. Ciertamente sobran cosas y hay bajones de ritmo y párrafos sonrojantes, pero es una de las cosas más divertidas e interesantes que he leído últimamente, más allá de que sea su primera novela. Tiene un libro de relatos muy premiado en USA y que supongo que es cuestión de tiempo que llegue por estos lares.

El que he empezado es “Velocidad” de Dean Koontz, un clásico de la hornada de King, Straub o Simmons, probablemente el menos grande de ellos pero uno de los más divertidos. Aún recuerdo las noches psicodélicas en el hospital, solos mi dolor de pies recién operador, las drogas de la enfermera y el “Phantoms” de Koontz en mi regazo.

El libro de Joe Hill trata sobre una veterana estrella del rock oscuro semiretirada en su mansión con un secretario y una novia veinteañera. El “Alice Cooper-Ozzy-Manson” en cuestión colecciona artículos macabros, tipo soga de un ahorcado de hace unos siglos, carta  manuscrita de una bruja quemada en la hoguera y cosas así; un día adquiere en una subasta tipo Ebay el traje de un anciano muerto con el que va el fantasma del mismo de regalo.

El de Koontz es sobre un camarero que encuentra una nota en el parabrisas de su coche, según la misma tiene que elegir entre dos víctimas para un asesino, para decidir su suerte debe acudir o no a la policía, en cada caso morirá una de las dos. El camarero no hace nada creyendo que es una broma pero la noticia del asesinato de una profesora le acojona, y esa era la primera de varias notas.

Ni he mirado las estadísticas del blog porque si en un parón de unos días bajaron de golpe las visitas ahora esto será una playa que estaría desierta de no ser por un amigo de Cambridge y alguien que se haya perdido al coger un desvío.

Pues sí, ahora que lo pienso me la suda, si me preocupara tanto el número de visitantes haría un blog para tenerlos, y no me apetece nada de eso.

Saludos a los que sigáis por aquí, a ver si escribo mi capítulo de Kickapoo, porque estoy pensando si dejarlo o seguir. No quiero alargar mucho lo de comenzar la novela.

También estoy pensando en empezar un nuevo blog, puede que paralelamente a este o dedicándome a él en exclusiva, ya se verá.

Agradecería que los que no tengan sus blog en zoomblog me comenten cómo les va, qué ventajas tienen los suyos, desventajas y tal. Que no sean de pago, que por ahora no escribo nada que merezca pagar para publicarlo.

He vuelto, jodéos.

Permalink :: 116 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com