El Blog

PONME EN FAVORITOS

Calendario

<<   Noviembre 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Categorías

Sindicación

El Tiempo Madrid / Barajas
Alojado en
ZoomBlog

Noviembre del 2007

Unos juegos nada divertidos

Por Tankian - 29 de Noviembre, 2007, 0:48, Categoría: Cine

Las dos primeras películas de terror que he recordado en este blog han sido “Pesadilla en Elm Street” y “Posesión infernal”, una saga y una trilogía en las que abundan los elementos sobrenaturales y que no destacan precisamente por su realismo, así que dan miedito pero del artificial.

Uno puede pasar miedo del que mola, ese gustillo cuando das un respingo cuando aparece el monstruo, ese cosquilleo cuando el fantasma asoma al final del pasillo…cuando realmente no tememos lo que vemos en la pantalla nos estamos entregando a un juego en el que gozamos asustándonos, realmente no lo pasamos mal.

Pero hay otro miedo que uno puede experimentar al ver una película, una sensación que se suele dar muy raramente y que cuando aparece marca la diferencia. Es el miedo a que te pase lo que estás viendo, cuando te pones en el lugar de los personajes y esa empatía te pone la piel de gallina. Eso es miedo de verdad, del que te da dolor de estómago, del que te hace pensar y te incomoda.

La película con la que mas miedo real he pasado es “Funny Games”, de Michael Haneke, las dos veces que la que visto las he pasado putas.

Realmente no se ve nada, como mucho una mancha de sangre, y la historia no es nada complicada, es en su sencillez donde reside en parte su poder. La sencillez con la que puede pasar algo así, a cualquiera.

Básicamente la historia es que una pareja llega a su casita al lado de un lago con su hijo para pasar unos días de relax. Ya en el coche van escuchando música clásica y hablando de jugar al golf, navegar y todo eso.

Llegando a la casa paran un momento a la entrada de sus vecinos, ya que ven al marido de uno de ellos frente a la casa acompañado de dos chicos. Se saludan y siguen su camino.

Se instalan y la mujer ordena la cocina mientras el marido y su hijo se van a acondicionar la barca que tienen en el lago. Aparece uno de los chicos pidiendo unos huevos para su vecina…algo tan normal se va complicando y aparece el otro chico. Pese a que todo sigue pareciendo normal hay detalles que te inquietan, como el hecho de que los dos chicos llevan guantes, unos guantes blancos.

Después de que la situación se vaya volviendo más y más violenta la pareja y el niño se ven secuestrados en su propia casa por los dos chicos, que se toman todo como un juego que parece divertirles mucho, siempre sin perder una corrección que hace más insoportable todavía el panorama.

Como decía, la razón principal de que “Funny Games” sea tan aterradora es que algo así puede pasar, y realmente pasa, unido a que aquí los malos son seres humanos, dos jovencitos encantadores que no harían sospechar a nadie, no en vano en eso se basan para hacer lo que hacen sin ningún problema, y que nos escupen a la cara nuestra ingenuidad, dejando ver que realmente son dos seres amorales, sin corazón, sin sentimientos, que realmente ni disfrutan, hacen lo que hacen porque sí, sin necesidad de una razón.

Los planos fijos siempre enseñando lo que tiene que enseñar, o no enseñando lo que no tiene que enseñar, son en ocasiones eternos, lo que nos hace removernos en el asiento de pura desesperación, mirando de reojo el mando a distancia (hablando de mando, tiene una importancia capital en lo que personalmente pienso es la puntilla que nos da Haneke, la suma crueldad).

Ayudan las interpretaciones de todos, los dos jóvenes y los tres integrantes de la familia, sin necesidad de destacar a ninguno, solamente recordar a Ulrich Mühe, que encarna al padre, recientemente fallecido y que goza de un enorme prestigio en Alemania y a raíz de su trabajo en “La vida de los otros” también reconocido mundialmente, lástima que fuera tan tarde.

No sé si recomendar “Funny Games” porque realmente se pasa mal, pero creo que es una obra maestra y eso es lo que importa. Además Haneke acaba de filmar el remake, algo extraño porque parece ser que ha querido repetirla plano por plano cambiando el reparto (ahora la pareja está formada por los conocidos Tim Roth y Naomi Watts y uno de los chicos es el siempre interesante Michael Pitt). Servidor siente verdadera curiosidad por ver este autoremake pero por si las moscas recomiendo el original antes de verlo.

Permalink :: 92 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Marty y el cava

Por Tankian - 28 de Noviembre, 2007, 12:49, Categoría: Cine

Como muchos sabrán, este año Freixenet ha decidido gastarse el pastón que tiene de manera más inteligente, sustituyendo la habitual estrella de hollywood poniendo su careto con alguna estrellita enchufada de nuestro cine por encargarle la elaboración del spot a un director de prestigio.

Hablando de prestigio muchos coincidiremos en unos pocos nombres, y uno de los más repetidos será Martin Scorsese, que ha sido el elegido y el que ha aceptado el reto.

Sobre el video que ha elaborado, en el que explica lo que pretende hacer con este spot, lo muestra y vuelve a comentarlo al terminar de verlo, solamente dos peros: no entiendo por qué somos tan paletos y doblamos al tito Marty y no le dejamos hablar con esa voz tan característica y ponemos unos subtítulos, si no ya en la TV porque eso sería un suicidio, por desgracia, por lo menos en alguna versión por la red. El otro pero es que el spot en sí puede ser algo largo y la pena es que se emitirá muy poco entero para pasar a cercenarlo, quitando mucha de la magia que destila.

Aquí os pongo el corto entero, a disfrutarlo.

Permalink :: 93 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Se nos escurre el saber entre los dedos

Por Tankian - 23 de Noviembre, 2007, 0:02, Categoría: General

Hace una semana, cuando iba a devolver dos libros a la biblioteca, estuve mirando en la base de datos de la misma si estaba disponible la edición actualizada de “El tiempo amarillo”, título de las memorias escritas por Fernando Fernán Gómez. Como acababan de prestarla decidí no coger nada y aprovechar para terminar las revistas que tenía acumuladas este mes. Así que los que leéis mi nuevo blog ya conocéis la razón de que no haya incluido nuevas lecturas en la sección que abrí para ello. Esta misma semana o a principios de la próxima tendré nuevos libros y comentaré por qué no he terminado ninguno de los dos anteriores.

El caso es que el destino puñetero haya querido llevarse a Don Fernando cuando yo me dignaba a interesarme por su vida, siempre tarde y mal. Y claro, ahora será más complicado poder encontrarlas libres en la biblioteca, espero que las librerías repongan porque es difícil de encontrar.

Como somos tan tontos y comemos tanta basura las televisiones han repetido hasta la angustia las imágenes del enfado de Fernán Gómez con un lector, siendo para la gentuza que manda en la televisión esa la imagen representativa de este hombre, y como la gran mayoría se rige por lo que le dice la televisión seguramente si sales a la calle y preguntas por Fernán Gómez el 80%, siendo generoso, te dirá que es el viejo ese de “A la mierda!!!”, y lo dirán rebuznando una sonrisa.

Yo he visto varias películas de Don Fernando como actor, guionista o director. He leído varios de sus artículos y su novela “Las bicicletas son para el verano”, tan magistral que su adaptación al cine brilla pese a Gabino Diego, que ya hay que brillar.

Como comentaba al comienzo desde hace poco se me despertaba la curiosidad por descubrir más profundamente al Don Fernando escritor, tan genial como el del cine o el teatro según quienes le conocen esa faceta.

Mi gran pena es no haberle visto nunca el teatro, porque sus libros ahí quedan pero la experiencia de ver a un grande en teatro no se puede comparar con otra cosa.

Hizo muchas películas, puede que incluso demasiadas, pero como todo actor temía al parón y había que comer. Yo de entre todas ellas me quedo con “En la ciudad sin límites”, que es recomendable por diversas razones pero el simple hecho de ver la interpretación de Don Fernando sobra.

En esa película interpreta al padre de Leonardo Sbaraglia, un anciano ingresado en un hospital de Paris que está perdiendo la cabeza, viviendo entre dos mundos, entre el pasado y el presente…gracias al avasallador talento de Fernán Gómez ese anciano conmueve hasta extremos asombrosos. Su escena cuando busca una antigua librería y se da cuenta de que ya no existe es espeluznante pero un plano en el que, ya moribundo, su hijo (Sbaraglia) le acaricia en la camilla es uno de esos momentos en los que uno le da gracias al cine por existir. Ciertamente las escenas de Sbaraglia y Don Fernando en esa película no desmerecen en absoluto si las comparamos, por ejemplo, con las de Daniel Day Lewis y Pete Postlewite en “En el nombre del padre”.

En algún programa de radio se comentaba una cosa al recordarle que creo que fue uno de los escasos puntos negativos de Fernán Gómez como actor, y es que siempre que le veías en una película te maravillaba pero no dejabas de ver a Fernán Gómez, y yo pienso que eso es malo para un actor, aunque en este caso creo que lo que pasa es que el colosal tamaño de este hombre no permitía que nada le hiciera sombra, ni siquiera su talento interpretativo, y si ese es el precio que se debe pagar bien pagado está.

Desde aquí mi recuerdo para un grande, que no muera su recuerdo nunca en esta España cada vez más inculta, vaga y desinteresada.  

Permalink :: 87 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Cap XVIII

Por Tankian - 19 de Noviembre, 2007, 12:21, Categoría: PROYECTO KICKAPOO

XVIII

Colgó el teléfono y caminó por la cocina sin rumbo alguno. Sus labios ya no podían silbar y en su cabeza, como pilotos kamikazes, miles de pensamientos y tejemanejes se estrellaban entre sí intentando encontrar sentido a lo ocurrido. Pero por muy rápido que pensase nada bastaba para dar con la respuesta adecuada.

Las bolsas que el chaval había traído seguían esparcidas en el suelo de la cocina, apoyándose unas con otras en un intento de no volcarse del todo. Charlie apartó por un momento la mente de su investigación propia y comenzó a sacar de las bolsas las ingentes cantidades de comida que no recordaba haber comprado, al menos no tantas desde luego. Y entre bolsa y bolsa, y filetes de pollo y empanadillas congeladas, Charlie giró sin saber muy bien por qué, la cabeza y clavó su mirada en la puerta trasera de la cocina. Allí se encontraba la extraña mujer del paraguas, y aunque no radiaba el sol de aquella ocasión, desde luego su uso seguía siendo totalmente inadecuado. La mujer sonreía; las marcadas franjas de su cara, de entre las cuales no se adivinaba con seguridad cuál era la boca, sonreían también, de una manera perversa, mientras la sombra del paraguas oscurecía aquel ajado rostro. Pero no miraba a Charlie, sus ojos apuntaban más atrás, a un espacio vacío cerca de la puerta interior de la cocina, cuando levantó la frágil mano que tenía libre y la agitó de un lado a otro como una adolescente el día de su graduación.

Charlie miró alrededor tratando de ver si, por cualquier motivo, Hendrix se encontraba por allí y era él quien recibía tan afable saludo. Pero no, estaba solo. Entonces Charlie levantó también el brazo, sonrío, sin poder dejar de mostrar extrañeza, y la saludó como ella hacía con la cocina. La mujer giró la cabeza y todas las arrugas se relajaron como si estuviesen sujetas por un resorte. Lo que era una especie de boca dejó de sonreír y sus ojos ya no brillaban con aquella alegría, al igual que la mano que bailaba de un lado a otro se paró de golpe, bajando poco a poco a su posición natural. Charlie siguió sonriendo, pues no sabía que hacer en aquella situación, inusual como poco. La anciana siguió asesinándolo con la mirada durante otros diez segundos y, como si de un fantasma se tratara, fue desapareciendo poco a poco al otro lado de la puerta de la cocina.

Un silencio ensordecedor enmudeció la cocina y Charlie continuó en la misma posición durante otro minuto, sin poder explicar a que había venido aquella situación. “Esto cada vez está más jodido”, pensó Charlie, quien no podía imaginarse antes de llegar a Kickapoo que las cosas iban a ser así. Y en aquel total silencio oyó como alguien caminaba cerca de la puerta principal. Antes de llevarse otra extraña sorpresa acudió a toda velocidad a la puerta para comprobar qué estaba sucediendo.

Cuando la abrió lo único que pudo ver fue una cinta de vídeo a los pies de la puerta, sin ninguna etiqueta ni caja y polvorienta, con barro reseco encajado en los bordes que la delimitaban. La recogió del suelo, la limpió todo lo que pudo con la manga de la camisa y entró de nuevo en la casa dispuesto a ver el regalo que le habían dejado. Introdujo la cinta en el reproductor que el señor Gaunt, “en paz descanse”, dejó allí al comprar la librería y apretó el botón de play en el mando.

La imagen que aparecía era la de una ventana, en mitad de la noche, con luz en su interior, pero Charlie no reconocía dicha casa. La cámara se acercaba poco a poco, como unos 50 centímetros y se volvía a detener, sin dejar de apuntar nunca hacia la ventana iluminada, que irradiaba una luz naranja que iluminaba la parte que se encontraba frente a esta, con un pequeño camino de tierra que rodeaba la fachada. Pero entonces la luz de la casa se apagaba y pocos segundos después la grabación hacía lo mismo.

Charlie no se movió del sitio, ni se inmuto, mientras trataba de reconocer aquella casa que, por algo que no sabía muy bien qué, le sonaba de algo, cuando cayó en lo que su cerebro andaba rondando.

Salió despedido hacia la puerta de entrada. La abrió de un empujón y corrió por los alrededores tratando de encontrar a quien fuese que le hubiese dejado aquella cinta en el umbral de su puerta. Cuando dio por imposible encontrar al autor, volvió cabizbajo a la casa, arrastrando los pies, mirando de vez en cuando por si veía a alguien, pero no pasó nada, solo sus pies rozando el arenoso suelo.

Cuando entró de nuevo se sentó en la primera silla que vio y echo un vistazo por la casa, como inseguro. Aquel vídeo, aquella casa, era como el que había recibido pocas noches atrás en el e-mail, solo que este nuevo era más largo y se podía ver como al final se cortaba la luz del interior que iluminaba el camino de tierra circundante. Pero ¿por qué él?, ¿qué tenía que ver con aquella ventana?, ¿acaso debería buscarla, por sabe Dios qué motivo?

Cortó todas las preguntas que le rondaban y siguió sacando comida de las bolsas, en silencio, casi inerte; al fin y al cabo, era otro día más en Kickapoo.

Permalink :: 167 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

El intruso vendado

Por Tankian - 18 de Noviembre, 2007, 2:54, Categoría: General

Cómo es esto de la red, me pongo a buscar fotos de Tankian en Google y se me cuela un personaje en la esquina inferior izquierda que me suena de algo.

Será un virus?

Pulsa aquí para descubrir al intruso

Permalink :: 80 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

La pelea de los idiotas

Por Tankian - 15 de Noviembre, 2007, 0:44, Categoría: General

El pasado fin de semana un chico de 16 años murió apuñalado en un vagón de metro en la estación de Legazpi de Madrid, a 5 minutos de mi casa. Un soldado profesional de 24 años fue el autor del asesinato. Y estamos a tiro de piedra del 20-N.

Lo que he resumido en tres líneas pueden originar miles de folios, y así será, y yo quiero hacer algunas pequeñas reflexiones sin aburrir demasiado al personal.

Recién fallecido el chaval apuñalado sus amigos y familiares decían que era un chico encantador muy normal y que les extrañaba que estuviera en esas cosas raras, que poco menos que le había pillado allí por casualidad.

Por lo visto el chico era un activista convencido de la extrema izquierda antifascista y era habitual de los conciertos de grupos Red Skin, como los skinheads se suelen reunir en conciertos de grupos de ultraderecha. Estos conciertos de uno y otro lado son más que eso, son puntos de reunión en los que comparten su enfermedad y se revuelcan en sus ideas hasta le excitación, por ello después de esos conciertos no es raro que algunos grupillos se vayan por ahí “de caza”, nunca solos porque la inmensa mayoría son unos mierdas que precisamente por eso necesitan formar parte de un grupo.

Por lo que he podido leer el joven asesinado tenía un blog en el que se usaban lemas como “Si no eres de los nuestros, navajazo por tus huesos”, y tristemente esa tontería que llevaba encima se ha vuelto en su contra.

Lamentablemente el aire huele a que el próximo fin de semana, o el 20-N, va a pasar algo gordo, ya que hay varias manifestaciones en Madrid y sería extraño que no acabe alguna en batalla campal, y eso sería una desgracia más que sumar a las que llevamos en estos tiempos perros que nos sirven de escenario.

Digo que sería una desgracia porque el uso de la violencia siempre lo es, pero principalmente suele pasar que en estos enfrentamientos suele llevarse la peor parte alguien que realmente pasaba por allí, y eso es lo que me revienta. Por mí podían poner unas vallas en un descampado, un peleódromo, y que se metan ahí todos esos imbéciles ignorantes radicales y que se maten hasta que no quede ninguno, que la sociedad lo iba a agradecer.

Yo estoy desencantado con los políticos españoles desde hace tiempo, y eso usando un eufemismo para no decir que tanto PP como PSOE e IU son una vergüenza y que los que tienen papeles más importantes en estos partidos son precisamente los más despreciables y asquerosos, existiendo gente muy válida que es eclipsada por el espectáculo vomitivo de sus jefes.

En fin, que yo de partidos paso pero tengo mi manera de pensar y creo que todo lo que sea desigualdad, clasismo, imposición e inmovilismo es mala cosa y aunque en la práctica todo ello es achacable a la izquierda y a la derecha en la teoría son características de la ideología conservadora. No sé si tiene más delito que alguien de izquierdas caiga en esas cosas (o que diga ser de izquierdas pero demuestre que nada, véase Stalin) o que el que diga ser de derechas lo demuestre así, a las claras. Para mí las dos cosas son la misma porquería y sólo sé que me considero progresista y sobre el papel de izquierdas, pero visto lo visto soy de MI izquierda y progesista a MI manera, porque no me veo representado en nadie.

Por ello pese a tener mi propia ideología condeno a todos los radicales, a los de ultraderecha por hacer que los demás paguen por su propia ignorancia y a los de izquierdas porque radicalismo contra radicalismo es simplemente más radicalismo y así no acabamos con nada.

Debería pasarse un examen para tener un carné ideológico para que muchos de estos hijos de la gran puta se den cuenta de que no saben de qué hablan y de no solamente se están cargando su propia vida sin razonar, que allá ellos, si no la de sus familias, amigos y de cualquiera que tenga la desgracia de cruzarse en su camino cuando la única neurona que tienen está durmiendo.

En una película una madre estaba preocupada porque su hijo pequeño anda con malas compañías igual que lleva haciendo su hijo mayor, al que no ha sido capaz de controlar. Su hijo mayor muere asesinado por una banda enemiga y la mujer lleva a su pequeño ante el ataúd abierto y le sujeta la cara para que no aparte la vista, para que se pregunte qué siente  y si es eso lo que quiere.

Mucho niñato y mucha madre deberían aprovechar este triste suceso para hacer algo así porque estamos educando a una generación de analfabetos que son presa fácil para estímulos falsos y malintencionados desde partidos políticos, webs, periódicos y libros de historia que la violan. No debemos permitirlo.

Permalink :: 74 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Nuevo enlace: 12 monos y un motor

Por Tankian - 9 de Noviembre, 2007, 23:52, Categoría: General

Mi amiguete Ramón, de aquellos tiempos lejanos en Alicante jugandoi al fútbol, bebiendo Aquarius y hablando de todo un poco, ha visto jodido su Renault del 92 víctima de una inundación. Como es informático y todos sabemos que son una raza cenobita, por lo menos, ha decidido ponerse a desmontar el motor del Renault para ver si lo puede reparar, todo esto sin tener ni puta idea de mecánica.

A ver por dónde le lleva esta aventura tan Ramoniana.

Permalink :: 149 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Un dia de furia

Por Tankian - 8 de Noviembre, 2007, 0:13, Categoría: General

Hoy estoy encabronado, desde hace tiempo sólo mandan a mi trabajo a subnormales y caraduras, o las dos cosas a la vez. Estoy hasta los cojones de la gentuza con la que me relaciono.

Ahora hay un personaje que no tiene ni puta idea de nada, que se toca los huevos a dos manos, que acumula una queja detrás de otra, que se sienta aquí a ver pasar el aire como si esto no fuera con él, hasta llegué a pensar si no habría entrado en coma y viniera aquí cada día presa de un enigmático reflejo de su inconsciente. Pues no, está vivo.

El desgraciado ha esperado a que el cuadrante de diciembre esté hecho para desdecirse de sus dias preferidos para librar en navidades. El hijo de mala madre ha esperado a que todos estuviéramos de acuerdo para decir que se había confundido y que habrá que cambiarlo, todo ello con esa suficiencia que da la ignorancia.

Uno siente dos impulsos, primero el de patearle la cabeza a este engendro y segundo el de buscarse otro curro, pero se quedan en impulsos porque no estoy en edad de pegarle a un compañero de trabajo, más siendo él un viejo casposo que huele a mierda, por lo que no da mucho brillo a la posible batalla. Por otro lado yo en este trabajo he conseguido poco a poco una dinámica que me gusta y no me voy a ir a ciegas por un personaje de estos, ante que eso me lo cepillo pese a que me repugna comportarme así.

Estoy hasta los huevos de que la gente pasa cada día más de todo, que se acumulan las cosas sin hacer y siempre estoy yo haciéndolo para no tener enfrentamientos, pero cojones, que ya se harta uno y prefiero ser un hijo de puta que está siempre recordando lo que hay que hacer que ser un idiota que se calla y hace el trabajo de los demás.

No sé qué pasa que cada vez se hace menos, antes los técnicos, los fontaneros, electricistas, dependientes…estaban ahí porque sabían lo que tenían que hacer, y uno podía preguntar y todo, pero es que ahora cada vez te encuentras con más profesionales que están ahí como podían estar en otro sitio, y se pierden las formas y los principios y se te queda cara de gilipollas.

A ver por qué coño tengo yo que repetirle a un tío con nietos lo que tiene que hacer como si fuera tonto de baba, y es que o eso o que me está toreando, y no sé qué es peor.

Ya sé que esto le importa bien poco a quien lo lea pero como decía estoy de muy mala hostia y mejor colgar esto que soltarte una hostia al primero que me mire mal, que además tal como tengo el día seguro que recibía yo dos, mínimo.

Permalink :: 64 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Cap XVII

Por Tankian - 1 de Noviembre, 2007, 19:14, Categoría: PROYECTO KICKAPOO

XVII

Las sienes comenzaron a latir con furia, sonaban como unos bongos detrás de los ojos; Charlie caminaba balanceándose a la puerta, todo oscilaba como si la librería estuviera en un barco y éste en una maldita tormenta. Una silueta se adivinaba tras la cortina de la puerta, también se balanceaba.

Volvió a sonar el timbre y la silueta se acercó un poco más:

-Señor Combs,…¿hola?

Charlie descorrió los pestillos, giró el pomo, que se le escurría, y apretó los dientes ante su primer encuentro cara a cara con un muerto viviente. El señor Gaunt llevaba una visera roja con letras blancas y le hablaba:

-Buenos días, le traigo su compra, lamento haber tardado tanto pero tuve que…-Charlie soltó el aire con tanta violencia que el chico hizo una pausa y, al ver que se mantenía en pie, reanudó el saludo-…ir a la ciudad y al volver tenía varios pedidos acumulados-

-Bien, acerca el coche al garaje, por ahí llegarás antes a la cocina-

-Vaya, es garaje es nuevo, es un buen añadido, señor Combs, sí señor- el chico tendría unos 17 o 18 años, era un poco más alto que Charlie, lo parecía más aún por lo delgado que estaba, el pelo rubio sucio le caía desordenado sobre la nuca, sonreía entrecerrando los ojos y hablaba con una corrección que no cuadraba con su estética juvenil. Le cayó bien a Charlie desde el primer momento- entonces allá voy

-Muy bien, yo voy a la cocina y te abriré desde dentro-

La visita del muchacho y el soleado panorama a su espalda despejaron a Charlie como un cuenco de agua fría. Las oscuras imágenes de la pasada noche resultaban ahora ridículas y no podía hacer otra cosa que avergonzarse de su infantil comportamiento.

Charlie se dirigió a la cocina silbando, abrió la puerta que comunicaba con el garaje y lamentó no tener un poco de limonada o similar que ofrecer al repartidor; abrió el congelador, al menos había una cubitera medio llena.

Cuando se metieron todas las bolsas el suelo de media cocina había desaparecido bajo la avalancha. Charlie recordaba haber gastado una buena cantidad, pero no imaginaba que hubiera dado para tanto.

Sirvió cola en un par de vasos y los llenó de cubitos de hielo hasta que el refresco amenazó con desbordarse. Mientras lo bebían Chuck, que así dijo llamarse el muchacho, le contó que hacía repartos en el supermercado como algo temporal porque se le daban bien los ordenadores y después del verano haría la prueba de ingreso para la escuela Flix de informática de Castle Rock, cuya sede casualmente estaba dos locales más allá de la antigua librería de Charle, de hecho hacía pedidos de libros de informática exclusivamente para los alumnos, y de paso varios de ellos barrían con las novelas de fantasía, todo tipo de refritos del señor de los anillos y cómics en edición lujosa.

Chuck le contó que vivía con su padre, que trabajaba en el taller al este del pueblo, y con su hermana Lisey, que tenía treinta años y era una solterona que seguía saliendo con sus amigas solteronas y atontadas, según las propias palabras de Chuck. Charlie no le preguntó por su madre, y el chico tampoco comentó nada al respecto, si bien los dos callaron durante un minuto y el silencio se rompió cuando el teléfono sonó en el interior de la casa. Chuck se despidió y salió al garaje cerrando la puerta a su espalda.

Charlie llegó al teléfono sin dejar de silbar:

-Sí

-Señor Combs

-Yo mismo

-Soy Ed Siten

-Siten…

-Amigo del Geoffrey

-Ah, sí, ¿en qué puedo servirle, Ed?, justo pensaba llamar al señor Gaunt después de comer

-Le llamaba porque Geoffrey sufrió un infarto la pasada madrugada

Charles separó el auricular unos centímetros, se le llenó la cabeza de algo negro, formas entremezcladas que vibraban, pero no podía identificar nada, eran sensaciones. Escuchó como Siten le llamaba a lo lejos, volvió a pegar el auricular a la oreja

-Dios mío, Ed, lo siento tanto

-Le llamo porque Geoffrey hablaba muy bien de usted, y realmente estaba aliviado dejando el negocio en sus manos. Estoy seguro de que de haber podido le habría avisado- Charles buscó sorna en el tono de voz de Siten, pero parecía pura tristeza sincera-, por eso lo hago yo

-Muchas gracias, Ed, cualquier cosa que pueda necesitar, ya sabe dónde encontrarme

-Gracias, señor Combs, un saludo

-Un saludo

Permalink :: 137 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Mi otro blog

Por Tankian - 1 de Noviembre, 2007, 1:20, Categoría: General

Hoy hace un mes que empecé un blog paralelo a este, en el mismo pretendo escribir solamente ficción, ídeas que se me ocurra, digamos que es una pista de despegue que me estoy construyendo.

Como no pretendo que me lea demasiada gente, simplemente a los que les pueda interesar mi búsqueda de algo que publicar, daré la dirección a los que me lo pidan en los comentarios de este post, dejando algún mail para dársela.

Tengo un par de nombres fijos pero no quiero presuponer nada y quien me muestre su interés recibirá la url de mil amores.

Como tiene un mes y la mantengo junto con esta no tiene mucho material nuevo, aparte de una subpágina con todos los relatos publicados en este blog y el anterior que tuve y otra en la que iré diciendo los libros que me voy leyendo.

Un saludo, y pienso seguir con los dos blogs, que viva la bicefalia.

Permalink :: 94 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com